De los nervios

India. O me amas o me odias

Deja un comentario

Siempre quise viajar a India. Es uno de los destinos más atractivos para cualquier viajero. Te imaginas los colores, la gente, la cultura, las costumbres. Había leído muchos libros sobre el país o novelas que tenían India como escenario. Mi primer viaje a India fue al norte, desde Nueva Delhi a Benarés. Al tratarse de un subcontinente más que un país, sus dimensiones impiden que puedas visitar el norte y el sur en un único viaje. Normalmente se viaja al norte o al sur.

Contraté un conductor para hacer el trayecto hasta Khajuraho. ¿Por qué un conductor?. Porque me pareció la forma más cómoda de realizar el trayecto yendo a mi aire, parando cuando quería, viendo lo que quería. Creo que fue el mayor acierto de este viaje, resultó una experiencia muy positiva e inolvidable.

India es uno de los destinos que no te dejan indiferente, para bien o para mal. Produce sentimientos radicalmente opuestos: o amas India o no te gusta en absoluto. Quizá éste haya sido el viaje que más me ha marcado, que más me ha afectado. A día de hoy puedo decir que si en lugar de empezar mi viaje por Nueva Delhi lo hubiera hecho por Benarés, seguramente habría cogido el primer vuelo de vuelta. Conocí lo mejor y lo peor de India: sus colores y su cultura frente a la pobreza más absoluta.

Músicos indios

Músicos indios

Pobreza he visto en muchos lugares del mundo, pero en Benarés conocí la depravación de una sociedad que provoca y consiente la pérdida total de dignidad del ser humano. Vi mujeres ancianas viudas viviendo en la calle, niños peleando en la basura con perros buscando desperdicios, menores de edad con trabajos sin futuro en unas condiciones muy desagradables, ancianos abandonados por sus familias viviendo en un templo, grandes balanzas romanas en las que colocan en uno de los platillos el cadáver y en el otro la leña para su incineración, la suciedad más absoluta en el río Ganges, aunque en sus orillas puedas ver niños nadando, mujeres lavándose el pelo, cuerpos flotando tras ser incinerados, etc. Una visión que jamás olvidaré en mi vida.

Benarés

Benarés

Quizá no estuviera preparada para Benarés, quizá mi mente no sea tan abierta, quizá me cueste demasiado superar o ignorar imágenes que perduran en mi memoria. India es los colores, las especias, los saris, el Taj Mahal, sus maravillosos templos, la música. Pero también es la pobreza, la impotencia, el sinsentido, las ganas de salir corriendo…Respeto profundamente su cultura y sus costumbres, no la juzgo. Entiendo que haya viajeros que incluso repiten Benarés como su destino de viaje. Para mí es el lugar donde jamás querría estar, no soy capaz de asimilar ese tsunami emocional que me provocó la ciudad.

Taj Mahal

Taj Mahal

Ampliaré la información en sucesivas entradas sobre los lugares que visité en India, y dedicaré un capítulo especial a Benarés. Animo a cualquiera a que visite el país, que mis comentarios no te desanimen. India tiene mucho que ver, lugares inolvidables, para bien y para mal.

¡Namasté!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s