De los nervios

Quebec, Europa en América

Deja un comentario

De todas las ciudades que he visitado en América, quizá la más europea sea Quebec. La huella que dejaron los franceses ha perdurado en el tiempo, y aún hoy mantienen el francés como su primera lengua, a diferencia del oeste de Canadá, influenciada por los ingleses y con el inglés como primera lengua. Esta diferencia ha hecho que surjan rivalidades políticas a lo largo del tiempo, e incluso que hayan llegado a solicitar la independencia, proyecto que no llegó a buen fin.

Típico edificio de Quebec

Típico edificio de Quebec

Quebec es una ciudad pequeña levantada a orillas del río San Lorenzo, su casco viejo (Vieux Quebec), alrededor del cual se ha ido desarrollando la ciudad. Si te alojas fuera del centro puedes ir andando al centro, pero ten en cuenta que el casco viejo está construído sobre una colina, por lo que llegar al centro viejo andando puede convertirse en una tarea, al menos fatigosa.

Calles del viejo Quebec

Calles del viejo Quebec

Desde la colina se levanta el famoso hotel Frontenac, la imagen más conocida de Quebec, y desde allí tienes unas magníficas vistas sobre las callejuelas del casco viejo. Son tan empinadas algunas de las calles, que o bien subes cientos de escalones hasta la explanada del hotel o bien lo haces con el funicular. Para bajar hasta la orilla del río no es necesario, pero si lo deseas, puedes hacer el ascenso de una manera más cómoda. El trayecto cuesta 2,5 CAD, y merece la pena. Si tenemos en cuenta que Quebec llega a tener una temperatura de -40 grados en invierno, la subida en funicular es más una necesidad que un capricho.

Hotel Frontenac, emblema de Quebec

Hotel Frontenac, emblema de Quebec

Debido a las bajas temperaturas que padece la ciudad durante el invierno, los locales abarrotan calless y restaurantes en cuanto llega el buen tiempo. Pueden verse largas colas para cenar en una terraza, fruto de la necesidad de socializar con amigos y familiares y aprovechar el buen tiempo.

El hotel Frontenac es una visita obligada en la ciudad, aunque es visible prácticamente desde cualquier punto. Una forma diferente de verlo y obtener buenas fotografías es tomar un ferry que cruza el río. Por la mañana el sol da directamente sobre el hotel, posición inmejorable para tus fotos, o por la noche, con la ciudad y el hotel iluminados.

Vista de la ciudad de Quebec desde el ferry

Vista de la ciudad de Quebec desde el ferry

Entre el hotel Frontenac y el río hay una mini-ciudad repleta de tiendas y restaurantes, callejuelas adornadas con flores y siempre repletas de turistas.

Para recorrer la ciudad, con dos días es suficiente. Hay autobuses turísticos que recorren la ciudad visitando los lugares más emblemáticos, y subirte y bajar en cada parada (34 CAD). A mí me parece un precio excesivo, lya que la vieja Quebec se recorre bien a pie y no te llevará demasiado tiempo.

Desde hace varios años, el Circo del Sol, que nació en la ciudad de Quebec, ofrece espectáculos gratuítos a la ciudad que lo vio nacer. En el puerto viejo, en la zona conocida como Agora, todos los días a las 21 h se ofrece un espectáculo gratuíto al público. Se forman unas larguísimas colas, así que será mejor que estés allí con más de media hora de adelanto, momento en el que abren las puertas al público. Es gratis

El Circo del Sol, gratis en Quebec

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s