De los nervios

En busca del fantasma del hotel Fairmont de Toronto #viajar

Deja un comentario

En el libro de John Robert Colombo, “Misterios de Ontario”, afirma que en el hotel Fairmont Royal York de Toronto hay un fantasma. Habla de un hombre con el pelo grisáceo que se aparece por muchas estancias del hotel, andando sigilosamente por su largos pasillos y con una chaqueta de color marrón. Un hombre que se suicidó colgándose de las escaleras del piso 8º, aunque se desconocen aún hoy sus motivos.

Se han colocado cámaras al lado de la escalera en cuestión y no se ha podido probar la presencia de ningún fantasma. Son muchos los que han afirmado oír voces y ver al fantasma en cuestión, pero ninguna imagen ni ningún sonido han sido capturados hasta el momento.

De entre todos los hoteles que ofrece la ciudad de Toronto no se me pudo ocurrir hospedarme en ningún otro hotel que en el Fairmont. Me apasionó la historia, y como soy bastante escéptica en el tema de los fantasmas, pensé que la leyenda no me iba a afectar.

Hotel Fairmont Royal York de Toronto

Hotel Fairmont Royal York de Toronto

El hotel se inauguró en 1929, construido por la Canadian Pacific Railway. Pronto se convirtió en el centro de reunión de la alta sociedad de Toronto y de sus más prósperos hombres de negocios. Bailes, cenas de gala, banquetes de bodas de las familias más adineradas, e incluso alojamiento habitual de la familia real inglesa cuando viajaba a Toronto.

Hall del hotel

Hall del hotel

Son muchos los turistas que entran al hotel Fairmont para ver el hall o la exposición de fotografías e historia del hotel en el primer piso.

Una vez instalada en mi habitación, dejé el equipaje y salí a la calle a realizar unas cuantas visitas. Cuando volví, había anochecido, y subí a la habitación sin acordarme del fantasma. En su libro, Colombo afirma que durante su estancia en el hotel sentía que era observado por alguien, pero al volverse no había nadie. Sentía que alguien murmuraba a su lado. Y al volverse, otra vez nadie. Cuando me acerqué a los ascensores, esperé que subiera alguien más, porque sentía un poco de miedo. Subí con una pareja, pero desgraciadamente se quedaron en el piso 4. Aún me faltaban más de 10 pisos en el ascensor, y entonces decidí hacer una foto. Muchos clientes del hotel han asegurado que han visto sombras apretando los botones de los ascensores, y que de noche, el ascensor se paraba en algunas plantas sin que nadie lo hubiera llamado.

ascensor-Fairmont-Royal-York-Toronto

Entonces fue cuando las puertas se abrieron en la planta 11. No había nadie, y yo no había apretado el botón de esa planta. ¡Ay mi madre!. Las puertas se cerraron y el ascensor continuó subiendo. No me atrevía a mirar hacia ningún lado, sólo esperaba que se abrieran las puertas de una vez en mi planta y salir corriendo.

El hotel ha sufrido varias transformaciones a lo largo de los años, construyendo edificios anexos al original. Una vez finalizados, tiraban los tabiques que los separaban y los unían por pasillos. Por eso, los pasillos del hotel son extremadamente largos y forman casi un laberinto en el que es difícil encontrar la salida.

Pasillos del hotel Fairmont

Pasillos del hotel Fairmont

Salgo deprisa del ascensor y voy directa a mi habitación, tras perderme dos veces. Si en ese momento me hubiera cruzado con alguien por los pasillos, habría pensado que era el fantasma y me habría desmayado. Introduzco la tarjeta en la ranura, abro la puerta de mi habitación y por fin entro. Enciendo todas las luces, incluso abro la puerta del minibar, que tiene unas potentes luces azules. Intento encender la televisión pero el mando no funciona. Pienso que con el sonido de la televisión tendré menos miedo, y como no funciona, descuelgo el teléfono para llamar a recepción. Pero tampoco funciona. ¡Genial, estoy incomunicada!. Me calmo y pienso que no son nada más que tonterías mías, que me he obsesionado. Así que me voy al baño para darme una ducha. Cuando intento aclararme el pelo oigo una fuerte sirena. ¡Ay mi madre!. Me tapo los oídos y los destapo una y otra vez para saber si son imaginaciones mías. Pero no, suena una alarma o me he vuelto completamente loca. ¡A lo mejor es un aviso de incendio y yo estoy aquí haciendo el tonto!. Me pongo el albornoz, una toalla en la cabeza y salgo pitando de la habitación. En los pasillos nadie. Abro la puerta de emergencia y está bastante oscura. “No bajo por ahí ni loca”. Tengo que pasar sí o sí por la planta 8ª y no quiero encontrarme el cadáver del hombre del pelo gris con una soga alrededor del cuello colgando de la barandilla. Hay que cambiar el plan.

Voy corriendo hacia el ascensor, no para bajar, sino para utilizar el teléfono de emergencia que hay en cada planta. En el camino sale de una puerta de servicio un cocinero, un cocinero vestido de cocinero, de blanco con el gorro blanco, etc. ¡El fantasma!. Le digo que necesito ayuda y él se ofrece a llamar por mí porque ve que estoy nerviosa. Me mira de reojo, intentando descubrir si estoy mal de la cabeza o sólo nerviosa. Oigo que dice al que está al otro lado del teléfono que estoy en albornoz, y los dos se ríen. ¿Me están vacilando?. ¡Pues no está el horno para bollos!. Me dice que efectivamente se ha disparado la alarma anti incendios de mi habitación por el vapor que ha creado la condensación de agua caliente de la ducha, que el sistema es muy sensible. En ese momento me acuerdo del padre del que diseñó esa alarma tan sensible.

Habitación en el Fairmont Royal York

Habitación en el Fairmont Royal York

Me mandan a un señor de mantenimiento al que le pregunto en primer lugar si es verdad lo del fantasma. Lo de la alarma y la tv ya me da igual. Me dice que lleva 10 años trabajando en el hotel y que jamás ha oído nada ni ha visto nada, pero que muchísimos clientes han comentado que han oído y visto cosas raras, e incluso alguno ha abandonado el hotel a media noche. ¡Pues vale, ya me quedo mucho más tranquila!

Investigando he descubierto que hay una asociación que se llama Fantasmas de Ontario , que piden a quien haya visto u oído algo extraño en el hotel que les manden un correo electrónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s