De los nervios

Phnom Penh, historia de un horror

Deja un comentario

Camboya es uno de los países más impresionantes de Asia, y no sólo por los templos de Siem Reap. Su capital, Phnom Penh está llena de lugares agradables para visitar, pero también de uno de los episodios más trágicos y crueles de la historia del siglo XX.

Patio de Tuol Sleng

Patio de Tuol Sleng

La escuela de Tuol Sleng o S21 se encuentra en la capital de Camboya. Miles y miles de hombres, mujeres y niños sufrieron la más cruel de las torturas entre las paredes de este instituto. Hoy sus paredes vacías, sus pasillos desconchados y las camas que aun se conservan, nos recuerda el lugar donde se torturaba a los presos sin motivo durante días. De los árboles de la escuela a veces se colgaban grandes altavoces que emitían música estridente para solapar los gritos y llantos de los torturados. Más información

Pasillos del S 21 con celdas a los lados

Pasillos del S 21 con celdas a los lados

Pol Pot, uno de los personajes más sanguinarios y crueles de la historia, ordenó el asesinato de más de 2 millones de camboyanos. Lideró el gobierno militar de Camboya, los jemeres rojos. Todos los habitantes de Phnom Pehn fueron expulsados de sus casas a las afueras de la ciudad.

Camas donde los presos recibían descargas eléctricas

Camas donde los presos recibían descargas eléctricas

Todos debían ser “reeducados” según las directrices del gobierno de Pol Pot. Aquéllos que no pudieron huir, enfermos y ancianos, fueron ejecutados por los militares. Quería que todos sus habitantes fueron campesinos, como una forma rápida de purificarse. El control y el hambre era la forma más cruel de controlar a la población. Los campesinos tenían preferencia sobre los antiguos habitantes de las ciudades, y una mayor ración de comida. Cualquier detalle era motivo suficiente para ser encarcelado, por ejemplo llevar gafas, ya que el gobierno de Pol Pot, lejos de desear una población culta e instruida, necesitaba mano de obra que trabajara los campos.

Presos de Tuol Sleng

Presos de Tuol Sleng

Todo debía ser compartido, incluso los niños, que siendo aún pequeños pasaban a ser responsabilidad del gobierno. Incluso se obligaba a los camboyanos a contraer matrimonio según el criterio de los militares. En la radio sólo podían oírse largos monólogos escritos por Pol Pot, igual que hoy en día sigue ocurriendo en Corea del Norte, con la fatídica familia Kin.

Muchos de los presos desconocían el motivo por el que habían sido encarcelados

Muchos de los presos desconocían el motivo por el que habían sido encarcelados

Todos los que llegaban a Tuol Sleng eran fotografiados para llevar un archivo exhaustivo de los prisioneros. En las celdas sufrían aislamiento, y eran encadenados por los pies. Cualquier falta de respeto suponía 100 latigazos por parte de los guardias. Separaban a los niños de las madres, y muchas no volvían a recuperarlos. La mayoría eran trasladados a las afueras, donde los mataban.

Sala de interrogatorios

Sala de interrogatorios

Arrancar uñas de los pies, las descargas eléctricas y todo tipo de torturas hacían que los presos confesaran lo que los interrogadores deseaban escuchar. Los presos que sobrevivían eran trasladados a las afueras, donde eran ejecutados y enterrados en una gran fosa. Antes, se aseguraban que estaban muertos cortándoles la garganta. Más de 200 campos se han encontrado a las afueras de la capital.

Camas donde los presos recibían descargas eléctricas

Camas donde los presos recibían descargas eléctricas

Tras la invasión de Vietnam en el 78 Pol Pot se escondió en la jungla. En una entrevista concedida a un periodista americano a finales de los 90 afirmó “Tengo la conciencia limpia”. Jamás ha habido juicio. La escuela se ha convertido en museo para que el mundo no olvide las atrocidades de los jemeres rojos.

Las normas de Tuol Slleng

Las normas de Tuol Slleng

Otro de los lugares que no debes perderte en la capital de Camboya es el  FCC (Foreign Correspondants´ Club), también conocido simplemente como “F” por los habitantes de la capital y los extranjeros que a diario acuden al bar a comer o tomar una copa.

Vistas de la ciudad desde el FCC

Vistas de la ciudad desde el FCC

No se trata de un club privado como el FCC de Hong Kong. Es también un hotel, aunque tan sólo dispone de 9 habitaciones, y los precios tanto del hotel como del restaurante/bar son más elevados que en otros locales de la ciudad.

El FCC al lado del río Tonle Sap

El FCC al lado del río Tonle Sap

Hace tiempo  Phnom Penh fue considerada la perla de Asia, y aún hoy se conservan muchos edificios de aire colonial. Entre ellos se encuentra el FCC, un bar de techos altos y ventiladores de madera testigos de la presencia de los corresponsales extranjeros durante la guerra.

FCC, testigo de la guerra en Camboya

FCC, testigo de la guerra en Camboya

Se encuentra en el paseo principal de la ciudad, muy cerca del Palacio Real. Por la noche sus clientes son en su mayoría extranjeros, que disfrutan de la brisa y las vistas sobre el río Tonle Spa. Simplemente sentarse a observar el ajetreo de la ciudad merece la pena.

El FCC de noche

El FCC de noche

Palacio Real Quien haya visitado Bangkok encontrará una gran similitud entre los palacios tailandeses y el de la capital camboyana. Más que un palacio se trata de un conjunto de edificaciones, unos destinados a vivienda y otros de carácter religioso. Es un edificio con jardines muy cuidados, y que siempre está lleno de turistas.

Palacio Real

Palacio Real

Abre diariamente de 7:30am-11:00am / 2:00pm-5:00pm, y la entrada cuesta$3.00/persona. Hay que pagar un suplemento si llevas cámara de fotos ($2.00), o cámara de vídeo ($5.00) . El más mínimo altercado en la ciudad hace que el complejo del palacio cierre inmediatamente sus puertas.

Templetes y jardines

Templetes y jardines

Fui afortunada, porque las ventanas de mi habitación daban al complejo del palacio, y soy testigo que a cualquier hora está lleno de turistas. Quizá la mejor hora para visitarlo sea al mediodía.

Complejo del Palacio Real desde mi habitación

Complejo del Palacio Real desde mi habitación

Viajar a Phnom Penh es seguro, muy seguro, aunque viajes sola. Más que nada porque los camboyanos consideran que las occidentales somos demasiado altas, tenemos la nariz grande y unos ojos demasiados redondos. Sólo se quedan extasiados si tus ojos son de un intenso color azul. No cumplimos su estándar de belleza, y nos consideran grandes y feas.

La mejor manera de moverse por la ciudad es alquilando un tuk-tuk, que no es más que un pequeño ciclomotor con un espacio detrás donde te sientas. El precio siempre hay que negociarlo antes del trayecto. Si alquilas los servicios del tuk-tuk para medio día/un día, el precio baja considerablemente. Los conductores no tienen la menor idea de las calles, y muchos de ellos ni siquiera saben leer. Es práctico llevar en el móvil fotografías de los lugares que quieres visitar para facilitarles el trabajo y que no te den vueltas y vueltas por la ciudad.

En tuk-tuk por las calles de Phnom Penh

En tuk-tuk por las calles de Phnom Penh

Pasear por el Quay, sobre todo al atardecer es todo un espectáculo. Las camboyanas, como hacen también las vietnamitas, bajan a tomar el fresco a la orilla del río en pijama. A lo largo del paseo hay pequeñas capillas donde bajan los camboyanos a rezar al atardecer, y hay puestos de comida y venta de artículos de todo tipo. Cruzar la calle es toda una experiencia. Hay pasos de cebra, pero no se respetan en absoluto. Lo mejor es cruzar (si puedes, sin mirar) decidido y a paso normal. Ellos siempre encuentran la manera de esquivarte. Si has estado en Vietnam, el tráfico es bastante parecido.

Si tu vuelo a Camboya tiene como primera escala Phnom Penh, dedícale al menos un día a conocer la capital, merece la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s