De los nervios

Palestina, el país que no existe

Deja un comentario

Me gusta decir Palestina en lugar de territorios palestinos. Es más exacto decir territorios palestinos, ya que es un país hoy roto en pedazos. Palestina en la actualidad está formada por la franja de Gaza y Cisjordania, unos 6.000 km2 en total frente a los 22.000 de Israel. En 1948 la resolución 181 de la ONU proclamaba el estado de Israel, y otorgaba el 56% de la tierra a Israel y el 44% a Palestina, a pesar de que en aquel entonces la población palestina casi doblaba a la judía.  Gracias a que las matemáticas son una ciencia exacta, hoy sabemos que Palestina sólo cuenta con poco más del 20% del territorio, lo que refleja que el estado de Israel ha violado continuamente el tratado de 1948 de la ONU y lo seguirá haciendo.

Puesto fronterizo Israel-Palestina

Puesto fronterizo Israel-Palestina

Cuando accedes al puesto fronterizo cercano a Jerusalén para cruzar a Palestina, te das cuenta que los israelíes no se toman la cosa como una broma. Coincidí con varias personas en el puesto. Dentro, en una garita con cristal antibalas, un soldado muy joven recogía los pasaportes, los inspeccionaba, y con una mirada enviaba a uno de sus compañeros, armado hasta los dientes, a cachear el equipaje o al que pretendía salir/entrar a Israel. Delante de mí, varios ciudadanos árabes fueron cacheados, abiertas sus bolsas e interrogados. No hablo judío y tampoco árabe, pero sí entiendo de tonos, y el que utilizaban los soldados no era particularmente amable. El de la garita no hacía más que consultar por teléfono, seguramente con un mando superior, y no permitían la entrada a la pareja. Ya se había formado una larga cola, y pensé que el trámite me llevaría media mañana. Los musulmanes iban pasando con cuentagotas hasta que el guardia de la garita me hizo señas con la mano. Miré hacia atrás, no pensaba que se dirigiera a mí, pero sí. Caminé hasta la ventanilla, por delante de 10 o 12 musulmanes y el guardia me pidió el pasaporte. Miró la tapa para comprobar de qué país era, abrió la hoja donde aparecen todos los datos y me dijo: “Pase”. ¿Pase?, ¿Así de fácil?. Me había colado literalmente, y al volver la vista atrás vi que los musulmanes aún en la cola ni siquiera se inmutaban. Debían estar ya acostumbrados a ese trato. Viendo los corredores con altos muros y rejas de todo el recinto (por la parte palestina) me di cuenta del suplicio que han de padecer los que desean cruzar la frontera (los que tienen la suerte de llegar al otro lado). Con la ruptura de Palestina, de su territorio, también quedaron rotas familias que no pueden volver a encontrarse, personas que no pueden visitar la tumba de sus padres, ahora en territorio israelí, etc. La dura realidad de los palestinos. El cargo de conciencia de occidente por la masacre de judíos en la Europa de los años 40 ha dado licencia a los israelíes para que, sin recordar su historia, cometan la misma barbarie, convirtiéndose ahora en los verdugos.

El muro que separa Palestina de Israel

El muro que separa Palestina de Israel

 

En 2003 la Asamblea General de las Naciones Unidas pidió a Israel que destruyera el muro, a lo que Israel, como siempre ha hecho caso omiso.

Gruta de la leche

Gruta de la leche

Belén es una ciudad de Cisjordania, situada a unos 9 km al sur de Jerusalén y enclavada en los montes de Judea. Desde 1995 ha sido gobernada por la autoridad palestina. El turismo es o era la principal fuente de ingresos de la ciudad. Digo era porque desde que se han endurecido tanto los controles fronterizos, el turismo se ha resentido.

Gruta de la leche

Gruta de la leche

La Basílica de la Natividad se encuentra en la plaza Manger, y es uno de los principales destinos turísticos de la ciudad. Se construyó sobre una gruta en la que se supone nació Jesucristo, conocida como la gruta de la leche, refugio de la sagrada familia en su huida a Egipto. La puerta principal es conocida como Puerta de la Humildad, puerta de escasa altura que obliga a los visitantes a agacharse como símbolo de humildad, aunque también cuentan que la puerta se hizo más pequeña para impedir que los soldados del ejército otomano entraran a caballo en el templo sagrado.

Puerta de la Humildad

Puerta de la Humildad

 

Puerta de la Humildad desde dentro

Puerta de la Humildad desde dentro

Iglesia de la Natividad

Iglesia de la Natividad

 

 

La iglesia cuenta con una amplia sala de 44 columnas y un imponente altar. Tras el altar se encuentra la Gruta del Nacimiento, lugar donde nació Jesús y donde siempre hay unas largas colas de visitantes.

 

Lugar del nacimiento de Jesucristo marcado con una estrella

Lugar del nacimiento de Jesucristo marcado con una estrella

 

Gruta de la Natividad

Gruta de la Natividad

 

La gruta está supervisada por la iglesia ortodoxa griega.

 

Fieles en la gruta

Fieles en la gruta

 

 

Ojalá algún día el conflicto político se solucione, aunque lo veo difícil. Ojalá mejore la vida de los palestinos, y ojalá no sean los palestinos los que siempre pierden.

 

Niñas palestinas

Niñas palestinas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s