De los nervios

Ciudad del Cabo, el apartheid que nunca acabó

4 comentarios

«Los recién nacidos no serán clasificados por razas» declaró el Parlamento sudafricano tras más de 80 años, durante los cuales se había prohibido la mezcla de razas y había dividido el país en blancos, mestizos, indios y negros. El Black Land Act de 1913 contenía, entre otras barbaridades, poder quitar las tierras a los negros. Cuando la Comunidad Internacional comenzó a presionar al gobierno sudafricano y los arrinconó económicamente, fue el único método que tuvo como resultado que se fuera aligerando el implacable apartheid.

mi-viaje-a-Sudafrica-13

“Los Doce Apóstoles” en la costa de Ciudad del Cabo

Quien haya viajado a Sudáfrica, habrá visto con sus propios ojos que por mucho que nos hayan contado que el apartheid acabó hace muchos años en Sudáfrica, sigue latente y puede verse en las ciudades y calles sudafricanas. El dinero sigue en manos de los blancos, que tras su jornada de trabajo en la city huyen al atardecer a sus barrios de millonarios, donde son protegidos por empresas privadas de seguridad y viven en condiciones inimaginables para la población negra. Hoy en día la seguridad privada es uno de los negocios más rentables en este país africano.

Si viajas de Ciudad del Cabo a Hermanus, por la autopista,  durante decenas de kilómetros se pueden observar los suburbios donde viven los negros: chabolas de cartón y hojalata sin agua corriente ni un sistema de alcantarillado. Focos de infecciones y enfermedades. Pero allí no viven los blancos. Curioso ¿verdad?. En la ciudad, los peores trabajos están en manos de los negros. No hace falta ir muy lejos o hacer una búsqueda exhaustiva. Basta solamente con observar en el hotel en que te alojes: el personal de recepción suele ser en su mayoría blanco, así como los maitres de los restaurantes y los directivos del hotel. El servicio de limpieza, el servicio de cocina, los aparcacoches, los que barren las calles o recogen la basura, etc son todos negros. Curioso también ¿verdad?. Más del 60% de la población sudafricana vive bajo el umbral de la pobreza, y de este 60% más del 90% corresponde a los negros, que viven en condiciones miserables.

Por la noche apenas se ven blancos por la calle. Comenté en la recepción del hotel que quería ir a cenar al restaurante Mama Africa en la calle Long Street (música en directo y buena comida) y me asignaron un acompañante negro tamaño armario para que me protegiera, y eso que el restaurante se encuentra a sólo una calle del hotel Mandela Rhodes. La zona de Long Street, muy frecuentada por los turistas, cuenta con policía sudafricana destinada a que los blancos y los turistas en general no sean atacados. No pueden permitirse el lujo de que aparezca en las noticias de sucesos internacionales ataques a turistas blancos en las calles de Ciudad del Cabo. En Johanesburgo, por el contrario, es mejor no salir del hotel cuando ya está atardeciendo. y muchos de los hoteles se encuentran a las afueras de la ciudad, en urbanizaciones en las que para entrar hay que pasar varios controles de seguridad. Hoteles con altas vallas de hormigón coronadas con alambre de espino, videocámaras, etc.

Hace menos de un mes, en octubre de 2013 hubo una manifestación de blancos que exigían al gobierno medidas urgentes porque sienten que ahora los que sufren el apartheid son ellos. La protesta, denominada por los mismos manifestantes como  ‘Octubre Rojo’ no contó con más de 350 manifestantes. Según palabras de los organizadores de la manifestación: “Echamos de menos los viejos tiempos”

En Sudáfrica, la población blanca, que no representa más que el 8% del total habla el  afrikáans, que no es más que una mezcla de holandés e inglés. Hay 11 lenguas oficiales, que aparte de afrikaans e inglés son:   ndebele, sesotho, tswana, swazi, tsonga, venda, xhosa y zulú.

Victoria and Alfred Waterfront, situado en el corazón de la ciudad es un muelle moderno con restaurantes, hoteles, acuarios, etc.

mi-viaje-a-Sudafrica-25

El muelle con Table Mountain al fondo

mi-viaje-a-Sudafrica-26

Mandela y Desmond Tutu en el Victoria and Alfred Waterfront

mi-viaje-a-Sudafrica-23

Zona de bares y restaurantes

mi-viaje-a-Sudafrica-24

Robben Island  en Ciudad del Cabo es la antigua prisión que mantuvo a Mandela encarcelado durante  más de 18 años de los 27 en total que estuvo preso. Hoy en día es conocida como La Isla de la Libertad, y para visitarla hay que hacerlo en ferry (unos 12 km desde el puerto de Ciudad del Cabo). Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es mejor reservar el tour por adelantado, ya que es uno de los destinos más visitados por los turistas en Ciudad del Cabo.

mi-viaje-a-Sudafrica-14

Vista de Ciudad del Cabo desde Robben Island

El viaje en barco dura aproximadamente 50 minutos, y una vez allí y por grupos dividen a los turistas y los introducen en autocares. Cada grupo cuenta con un guía durante la visita a la isla y con otro en los edificios de la cárcel, quienes normalmente suelen ser ex-convictos de Robben Island.

mi-viaje-a-Sudafrica-17

Ex-convicto y hoy guía en Robben Island

La visita a la isla es de todo menos agradable, pero sí muy interesante. Lo que menos me gustó es que una vez te han asignado un grupo conducen a los turistas como borregos por los diferentes barracones y patios. En cada una de las salas el guía da una charla explicativa sobre cómo era la vida en el penal. Por poco que hayas leído sobre Mandela y su vida en la cárcel, no es necesaria tanta explicación, así que lo que yo  hice fue “perderme” por las distintas dependencias y unirme a otro grupo que salía antes de la isla en dirección a Ciudad del Cabo.

mi-viaje-a-Sudafrica-16

Barracones en Robben Island

mi-viaje-a-Sudafrica-15

Interior de los barracones. Dormitorios comunes

El tour tiene un precio de 250 ZAR  y una duración total de 4 horas (para mí excesivas). No es una visita agradable, pero sí muy interesante y sobre todo, es emocionante y conmovedor ver la celda en la que estuvo preso Mandela. No puedo recomendar la visita o dejar de hacerlo, pero aprenderás más seguramente con cualquiera de los libros que se han escrito sobre Mandela y su periodo en prisión.

mi-viaje-a-Sudafrica-19

Pasillo donde se encuentra la celda de Nelson Mandela

El preso político 46664 era Nelson Mandela, y en esta celda pasó 18 años de los 27 que estuvo encerrado. Junto a él, otros presos condenados por luchar contra el Apartheid. Escapar de la isla era imposible, primero porque la mayoría no sabía nadar y no podían recorrer a nado los 12 km que separan la isla de la costa, y en segundo lugar porque la zona es hábitat natural de tiburones (incluso una de las actividades turísticas más solicitadas en Ciudad del Cabo es instalarte en una jaula que introducen en el mar, echar carnaza y esperar a que acudan los tiburones).

Los 6 metros cuadrados de su celda hicieron que Mandela se refugiara en la lectura y el estudio para sobrellevar mejor la falta de libertad. Durante su internamiento estudió la carrera de Derecho por correspondencia.

mi-viaje-a-Sudafrica-18

Celda de Nelson Mandela

Los presos eran segregados por razas, y obligados a realizar trabajos forzados en una cantera en la misma isla. Muchos de los presos acusaron años más tarde problemas en la vista por las largas jornadas de trabajo en la cantera, al aire libre, y donde el sol reflejaba de manera brutal la luz sobre la piedra blanca, dañando sus retinas. Es por ello que años más tarde, los guardaespaldas que acompañaban y protegían  a Mandela trataran de impedir que los fotógrafos utilizaran el flash, para no dañar más aún sus castigados ojos.

mi-viaje-a-Sudafrica-20

Imágenes de Robben Island durante el apartheid junto a los barracones

Con sólo observar el museo y las fotografías antiguas, no es difícil ver que un altísimo porcentaje de presos eran de raza negra, mientras que los blancos supervisaban las operaciones de desembarco y vigilancia.

mi-viaje-a-Sudafrica-21

Presos negros llegando a Robben Island

Table Mountain es considerada una de las siete maravillas naturales del mundo. Los más valientes coronan la cima en parapente, y otros descienden haciendo rappel.

mi-viaje-a-Sudafrica-30

Sobrevolando en parapente Table Mountain

Pero la forma más común de llegar a su cima es utilizando el teleférico. Por 215 ZAR puedes subir a la cima de Table Mountain (Montaña de la Mesa por su cima plana) y admirar la ciudad desde arriba.

mi-viaje-a-Sudafrica-10

Ascenso en teleférico 520 RND

Lo curioso del teleférico es que su base es rotatoria, por lo que a medida que asciende o desciende, todos los visitantes pueden admirar el paisaje con unas vistas de 360 grados.

mi-viaje-a-Sudafrica-12

Plataforma rotatoria del teleférico

Arriba hay diversos miradores, que ofrecen unas vistas impresionantes de la ciudad. Pero es cuestión de suerte llegar a ver algo, ya que las nubes y la niebla suelen cubrir la cima y hay muchos que suben y tras estar varias horas no pueden ver nada en absoluto. Arriba suele azotar el viento fuertemente, por lo que no es aconsejable aventurarse a salir de los senderos establecidos.

mi-viaje-a-Sudafrica-11

Vistas de Ciudad del Cabo desde Table Mountain

Desde la cima, aparte de la ciudad, también puede verse (si el tiempo acompaña) , las montañas de Helderberg, Bloubergstrand, Sunset Beach, Devil’s Peak, los 12 Apostles, Camps Bay, Robben Island, Signal Hill y Lion’s Head, y una magnífica vista del estadio de Ciudad del Cabo en Greenpoint, construido para el Mundial de 2010.

mi-viaje-a-Sudafrica-22

El Estadio de Ciudad del Cabo en Green Bay

Antiguo Mercado de Esclavos Este edificio fue construido por la Dutch East india Company para albergar a los esclavos antes de ser vendidos y enviados en barco a su destino. Es un museo fascinante e interesante con registros documentados de las transacciones, en los que se detalla el nombre, el origen, y cuál fue su destino e incluso qué ocurrió con su descendencia.

mi-viaje-a-Sudafrica-9

Antiguo Mercado de Esclavos

Calle Long Street es una mezcla de todo: restaurantes, bares, hoteles de precios económicos, etc. La zona me recordaba a la americana Orleans: sus casas de madera pintadas de vivos colores, los soportales, etc

mi-viaje-a-Sudafrica-3

Coloridos edificios en Long Street

mi-viaje-a-Sudafrica-5

Un trozo de Cuba en Ciudad del Cabo

mi-viaje-a-Sudafrica-6

De noche es una zona bastante peligrosa

Green Market es uno de los mercados al aire libre más conocidos de la ciudad. Situado en el centro, en la plaza Green Square. Todos los puestos venden lo mismo: tallas de madera, máscaras, pulseras, etc. Si no visitas el mercado tampoco te pierdes mucho. Rodeando la plaza decenas de agencias donde contratar tours e incluso safaris al Parque Kruger.

mi-viaje-a-Sudafrica-2

Puesto en el Green Market Square

 

 

mi-viaje-a-Sudafrica-8

Modernas avenidas de Ciudad del Cabo

mi-viaje-a-Sudafrica-27

En la zona del Parlamento Sudafricano

A 120 km de Cape Town se encuentra Hermanus, conocido por ser uno de los mejores lugares del mundo para el avistamiento de ballenas. Las vistas son preciosas, con las montañas al fondo y las olas rompiendo contra las rocas. Puedes apuntarte a un tour para ver ballenas o limitarte a sentarte en alguna de las terrazas de los muchos restaurantes de la costa y observar los pequeños grupos de ballenas que cruzan delante de tus ojos de un lado a otro. Hay un precioso camino que bordea la costa entre Grotto Beach y Hermanus por el camino del acantilado. A lo largo del paseo, bancos donde parar a descansar. Como dato curioso, estos bancos son donados por residentes de la zona en homenaje a algún familiar fallecido. No imagino un homenaje más hermoso que este.

mi-viaje-a-Sudafrica-28

Grotto Beach

mi-viaje-a-Sudafrica-29

Divisar ballenas mientras se disfruta de una maravillosa comida en alguna terraza

Anuncios

4 pensamientos en “Ciudad del Cabo, el apartheid que nunca acabó

  1. Me ha gustado mucho la perspectiva de tu visita a Ciudad del Cabo, cada persona tiene una experiencia diferente pero según entiendo, en general fue de tu agrado. Imagínate en verano!

    Sudáfrica es todavía un país en transición socioeconómica y, teniendo en cuenta su pasado, nunca dejo de admirar el respeto por una nación que se podría haber desecho en guerra civil con la caída del Apartheid. De todos modos, Western Cape y su capital Ciudad del Cabo tiene una de las mayores concentraciones de blancos y prácticamente todos los mestizos (coloured) de Sudáfrica.

    Comparto que la visita a Robben Island es un poco larga y minimamente explotada teniendo en cuenta lo que representa para Sudáfrica y que es un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad. Si no has estado en el Apartheid Museum de Joburg, te recomiendo una visita. Emotiva.

    Nosotros estaremos de vuelta de nuevo en mayo, pero muchas gracias por compartir tu estancia! (Nota: subir a Table Mountain en el teleférico es algo más barato, R110, viaje de retorno R220, no hay excusas para no visitar!)

    Un saludo,

    Jordi

    • Gracias por tu comentario, Jordi.

      Efectivamente el balance de mi visita a Cape Town es positivo. Y sí, también admiro que los sudafricanos no hayan llegado a una guerra civil como ha ocurrido en otros países africanos.

      También estuve en el Apartheid Museum de Joburg. Igual de interesante que de espeluznante.

      En cuanto al precio del teleférico, gracias por la corrección. ¡No sé en qué estaría yo pensando!

      Un saludo

  2. http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/486799-realidades-y-verdades-malvada-dictablanda-apartheidista-rasista-sudafrica.html

    De nada.
    Tus adorados negros ni siquiera son nativos de esas tierras, sino que llegaron visto el progreso de los boer en sudafrica, exterminando en su paso a los bosquimanos…

  3. Mis “adorados” negros estaban en Sudáfrica antes que llegaran los holandeses a arrasar con todo. ¿Qué me estás contando?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s