De los nervios

Jaipur, la ciudad rosa

1 comentario

Jaipur nos recibe con su color rosa, el color de la hospitalidad y la suerte en India. Construida por  Jai Singh II se convirtió en la capital de Rajastán. Su trazado geométrico, está rodeado de una muralla almenada con 10 puertas que daban acceso al casco antiguo. En su interior, el complejo palaciego de Chandra Mahal, el Palacio de los Vientos y el Observatorio Astronómico de la Ciudad.

mi-viaje-a-India-Jaipur-21

Palacio de los Vientos en Jaipur

Palacio de los Vientos o Hawa Mahal. Una de las estampas más conocidas de Jaipur, se encuentra dentro de las murallas de la ciudad.  Sus casi 1000 ventanas otorgan a este edificio un carácter muy singular. En la parte superior, las celosías permitían a las mujeres que vivían en el palacio observar la vida diaria de la ciudad sin ser vistas. Según las guías, el edificio recuerda a un pavo real (ya sabemos que las guías de viaje tienen bastante imaginación). Las celosías y ventanas de la fachada provocaban que el aire recorriera pasillos y estancias, por lo que fue denominado Palacio de los Vientos. Fuera del edificio, bazares y tiendas con comerciantes bastante pesados que te ofrecerán absolutamente de todo, incluso visitar su tienda, desde donde te asegurarán tendrás las mejores vistas del palacio. Sólo hace falta un poco de paciencia para obtener alguna imagen decente del edificio, a pesar del caótico tráfico de la calle. La mejor hora para visitarlo: por la mañana temprano, cuando el sol cae directamente sobre su preciosa fachada. En principio era una extensión del Palacio del maharajá, donde vivían las mujeres y a las que no les era permitido salir de él. Supongo que para ellas más que un palacio sería una jaula de oro.

mi-viaje-a-India-Jaipur-34

Entrada al palacio de la ciudad

Palacio de la Ciudad Situado en el centro del casco antiguo de la ciudad. Más que un palacio se trata de un complejo de edificios mandados construir por el maharajá en el siglo XVIII. Para mí uno de los palacios más hermosos de Rajastán, más que por su arquitectura o su buen estado de conservación, por la tranquilidad de la que puedes gozar en su interior tras deambular por las caóticas calles de Jaipur y el asedio de comerciantes, guías, vendedores, etc.

mi-viaje-a-India-Jaipur-30

Uno de los edificios del complejo palaciego

Justo antes de entrar en el palacio, un grupo de músicos sentados en el suelo hacían salir una serpiente y que se moviera al son de la música. Uno de ellos cogió el cesto donde se encontraba  la serpiente, cruzó la calle y me lo puso justo delante de los ojos. Pensaba que me iba a dar un infarto si al tipo en cuestión se le ocurría levantar la tapa del cesto y ponerme la serpiente delante de los ojos. Supongo que mi cara dice “soy una miedosa y una pardilla“, así que no tuve más remedio que introducir la mano en mi bolsillo y sacar un billete para que el tipo se alejara de mí. No tenía ganas de morir de un ataque al corazón en las calles de Jaipur. Los comerciantes o vendedores de cualquier ciudad turística, aparte de tener una facilidad increíble para decir 20 o 30 frases en cualquier idioma, desarrollan una psicología muy especial encaminada a sacar el mejor provecho (económico, por supuesto) del turista.

mi-viaje-a-India-Jaipur-29

Músicos/timadores en Jaipur

Los maharajás fueron en su día tanto temidos como reverenciados. Hoy en día los descendientes de algunos de ellos residen en una parte de los antiguos palacios, como en el Palacio de la Ciudad de Jaipur. Su poder era incuestionable, incluso disponían de la vida o la muerte de los ciudadanos según su voluntad. Historias fabulosas sobre la riqueza y la forma de vida de los maharajás han contribuido a aumentar la leyenda.

mi-viaje-a-India-Jaipur-31

Interior del palacio

Se estima que hubo más de 600 maharajás, entre los cuales, algunos poseían diamantes de más de 180 quilates  y eran usados como pisapapeles, panteras amaestradas en el interior de los palacios, harenes que a veces contaban con cientos de mujeres, se presentaban en público con más de 15 kg de oro y joyas o departían  con embajadores y grandes comerciantes sentados en el inodoro, etc. Verdad o leyenda, los maharajás influyeron y cambiaron el destino de la India.

mi-viaje-a-India-Jaipur-33

Palacio de la Ciudad de Jaipur

Rudyard Kipling, nacido en Bombay (India) y nacionalizado británico, autor entre otras novelas de “El libro de la Selva”analizó y definió la figura de los maharajás en su obra El libro de las Tierras Vírgenes mejor que nadie: “La providencia ha creado a los maharajás para ofrecer un espectáculo al mundo”. Extravagantes, snobs, y en su mayoría personas muy artificiales y preocupados casi exclusivamente en hacer ostentación de su riqueza.

mi-viaje-a-India-Jaipur-32

Uno de los guardias del Palacio de la Ciudad

Jantar Mantar . el observatorio astronómico de la ciudad. Relojes de sol y de luna construidos con precisión milimétrica para calcular la hora con la tecnología de aquella época. El observatorio fue construido por el  maharajá Jai Singh en 1728, gran aficionado a la astronomía. Tanto, que mandó construir 5 de estos observatorios en diferentes lugares del país.

mi-viaje-a-India-Jaipur-28

Semiesfera que refleja el mapa astral

Con las diferentes estructuras (gnomones) que pueden verse en el observatorio, eran capaces de predecir eclipses, estudiar la posición de estrellas y planetas o medir el tiempo.  El Samrat Yantra no es más que un enorme reloj solar, con el que se medía el paso del sol por el meridiano. También servía para predecir las lluvias, algo muy importante en época de monzones, lluvias de las que depende directamente la agricultura india.

mi-viaje-a-India-Jaipur-27

Samrat Yantra, gran reloj solar

Templo de los Monos  Galtaji Situado a las afueras de la ciudad y desde donde pueden contemplarse unas increíbles vistas de la misma. Mi templo favorito de Jaipur. Al no ser uno de los templos más visitados por los turistas, se puede disfrutar de él tranquilamente y ver cómo viven el templo los indios que allí acuden.

mi-viaje-a-India-Jaipur-6

Templo de los Monos

Como su nombre indica, en el templo viven cientos de monos, animales que no me hacen ninguna gracia desde que me atacaron en la isla de Langkawi (Malasia). A pesar de su apariencia divertida suelen ser bastante agresivos y quitar a los turistas cualquier cosa que lleven que ellos consideren comida. Pero contraté los servicios de un gran guía, Rohid, de 7 años, quien con un palo largo me acompañó durante todo el recorrido. Me aseguró que en su compañía los monos no se acercarían a mí, y así fue. Le dije desde el primer momento que no pensaba darle dinero, pero me preguntó que si podría invitarle a un bocadillo. Le contesté que le invitaría a dos bocadillos si conseguía que los monos no se acercaran, y ante mi asombro, una vez finalizada la visita se comió 2 bocadillos casi sin respirar en un puesto de comida cercano a la entrada.

mi-viaje-a-India-Jaipur-7

Diferentes templos pequeños en Galtaji

Se trata de un lugar de peregrinación para los hindúes, donde acuden para tomar baños de purificación. Rodeado por las montañas de Aravalli, Galtaji siempre ha sido retiro para los ascetas, de la secta Vaishnavite Ramanandi. las piscinas superior e inferios son utilizadas por los peregrinos: la superior para las mujeres, la inferior para los hombres. Cuando el calor aprieta en el Rajastan los monos se bañan en cualquiera de las piscinas.

mi-viaje-a-India-Jaipur-4

Mujeres lavando la ropa en el templo

 

Cerca del templo de Galtaji puedes visitar también los templos de Krishna, el de Surya, el templo Balaji o el de Sita Ram.

mi-viaje-a-India-Jaipur-2

Mujer tomando un baño purificador

Rodeando el templo, un buen número de manantiales surten de agua al complejo. Siete depósitos se llenan de agua que proviene de las montañas que lo rodean. De todos ellos, el de Galta Kundo es el considerado más sagrado, y del que cuenta la leyenda que jamás ha estado seco. Durante el mes de enero se celebra el Makar Sankranti, cuando los fieles acuden en masa a bañarse en sus aguas.

mi-viaje-a-India-Jaipur-5

Escaleras que suben a los estanques superiores

Dentro del templo, un par de sacerdotes reciben a los peregrinos y les obsequian con unas pequeñas pulseras. El pequeño Rohid le pidió a uno de ellos que me bendijera (supongo que el pequeño consideró que tenía cara de pecadora).

mi-viaje-a-India-Jaipur-3

Peregrinos entrando al templo

Fuerte y Palacio Amber Primero se construyó el palacio, y más tarde una muralla alrededor para protegerlo. Se encuentra en la parte superior de una colina, a la que puedes subir en elefante o en coche por la parte posterior del templo y ahorrarte la subida.  Cuenta con una impresionante Sala de los Espejos, sala adornada con pequeñas piezas de espejo colocadas de tal manera que con la simple luz de una vela, los espejos hacen que se multiplique la luz proporcionalmente e ilumine completamente la estancia. Yo no quería subir en elefante. Primero porque me dan miedo (¡cómo no!) desde que una vez viajando por Vietnam monté en un elefante que se asustó cuando un niño pequeño cruzó delante de él en bicicleta. El elefante salió corriendo y un turista español que iba  conmigo sobre los lomos del animal y yo aguantamos como pudimos la cerrera del paquidermo mientras otros turistas nos grababan pensando que gritábamos para divertirnos…

mi-viaje-a-India-Jaipur-17

Elefantes transportando turistas en el Fuerte Amber

En segundo lugar porque después de haber visto elefantes en libertad en África, no es agradable ver como en India van atados con cadenas en las patas para impedir que huyan y obligados a subir y bajar durante todo el día hasta el fuerte transportando turistas.

mi-viaje-a-India-Jaipur-18

Interior del Fuerte Amber

mi-viaje-a-India-Jaipur-20

Fuerte Amber

La visita del Palacio te llevará al menos 3 horas si deseas visitar todas las salas, pabellones y jardines.

mi-viaje-a-India-Jaipur-19

Interior del Fuerte Amber

Fuerte Jaigarh Aparte del conocido cañón (dicen que el más grande del mundo, y que sólo ha sido disparado una vez), lo mejor del fuerte son las vistas desde aquí del fuerte Amber. No merece la pena visitar el interior, ya que su principal atractivo es disfrutar de las vistas exteriores.

mi-viaje-a-India-Jaipur-16

Fuerte Jaigah

Con la poca afluencia de turistas, uno de los guardias de seguridad del templo se ofreció para hacerme un tour “gratuito” por el interior del fuerte. La visita no era en absoluto interesante, pero fue una de las más divertidas de mi viaje a la India. El guardia en cuestión caminaba delante de mí por pasillos y túneles recitando unas frases en inglés que se había preparado de memoria sobre el fuerte.

mi-viaje-a-India-Jaipur-14

Vistas desde el Fuerte Jairgah

Cuando caminábamos por uno de los pasillos exteriores de la muralla, el guardia comenzó a eructar compulsivamente. Paraba e incluso escupía. Sin parar de eructar, comenzó a tirarse pedos mientras caminaba ( en un trayecto de más de 10 minutos) sin parar. Es increíble la cantidad de gases que se pueden acumular en un cuerpo humano. Yo caminaba detrás sin parar de reírme. La situación me parecía surrealista. Pero lo mejor de todo fue que me pidió que me acercara a un torreón para ver las vistas y de repente estornudó. Se puso colorado, juntó las manos, me miró y me pidió perdón 2 o 3 veces. Es curioso que no sintiera ningún pudor en expulsar gases superiores e inferiores y que un estornudo le produjera tanta vergüenza. Con el estornudo y mi risa ( que no podía contener), se olvidó de su guión y empezó a recitarlo todo desde el principio, aunque lo que veíamos entonces ya no se correspondía con su relato. Él seguía andando y recitando y yo detrás sin parar de reír.

mi-viaje-a-India-Jaipur-15

Un guía muy particular

Fuerte Nahargarh también conocido como el Fuerte de los Tigres. Cuenta la leyenda que un fantasma de Nahar habitaba el fuerte durante su construcción, hasta que los arquitectos decidieron poner al fuerte el nombre del fantasma y éste se calmó y permitió que se terminara su construcción.

mi-viaje-a-India-Jaipur-13

Fachada del Palacio

Es el más pequeño de los fuertes que rodean Jaipur, pero dentro se puede visitar el Palacio Madhavendra Bhawan, con multitud de estancias conectadas entre sí y decoradas con hermosos frescos. Se pueden visitar los 9 dormitorios de las 9 esposas del maharajá Jai Singh.

mi-viaje-a-India-Jaipur-11

Entrada a uno de los dormitorios de las esposas de Jai Singh

También se encuentra en las colinas Aravalli, que rodean  Jaipur, ofreciendo unas buenas vistas de la ciudad. Durante los motines que tuvieron lugar en el siglo XIX, los británicos residentes en la zona junto con sus familias se escondieron en el fuerte para protegerse.

mi-viaje-a-India-Jaipur-12

Otra estancia real

El fuerte y su palacio fueron construido como lugar de vacaciones del maharajá y donde invitaba a amigos y familiares cuando se retiraba a cazar.

mi-viaje-a-India-Jaipur-10

Hermosa arquitectura del palacio

Jal Mahal o Palacio en el Agua se encuentra a tan sólo 8 km de Jaipur. En época de mozones, las lluvias llenan el lago Man Sagar y ofrecen una hermosa imagen del templo sumergido en el agua. Se puede visitar el templo en uno de los tradicionales barcos de madera.

mi-viaje-a-India-Jaipur-9

Jal Mahal

Si visitas Jaipur, comprobarás que el tráfico es caótico. Cientos de coches que circulan por sus atestadas calles entre puestos de vendedores ambulantes, vacas tranquilamente tumbadas al sol, carretas llenas de paja, etc. El mayor problema de la ciudad es que en caso de incendio, a los bomberos les es imposible acudir con rapidez al lugar del siniestro. A lo largo de las calles hay cientos de tiendas de saris, negocios donde un pequeño incendio puede provocar una cadena imparable de incendios como fichas de dominó. Por ello, es normal ver en la calle el kit anti-incendios más simple y efectivo.

mi-viaje-a-India-Jaipur-8

Kit anti-incendios en las calles de Jaipur

En cuanto a la comida de la India en general y de Jaipur en particular, es endiabladamente picante. Incluso cuando pides que no te pongan picante, picará. Tanto que a veces hace que se salten las lágrimas.

mi-viaje-a-India-Jaipur-22

Comida en Jaipur

Está muy mal visto que las mujeres indias fumen en público, por lo que si ves a alguna, lo hará tapando el cigarrillo con la mano.

mi-viaje-a-India-Jaipur-1

Mujeres en Jaipur fumando discretamente

Siguiendo con mi idea de alojarme en hoteles especiales durante mi viaje a India, elegí el hotel Shahpura para alojarme. Se trata de una casa-palacio de mediados del siglo XX reconvertida en hotel. Alejado del centro, me pareció un sitio encantador y tranquilo, donde el dueño del hotel, al ver que fisgaba en las vitrinas y fotografías expuestas en las distintas salas del hotel me ofreció un tour por todo el hotel. El hombre estaba encantado de contarme sobre su familia, sobre el palacio, etc. Bueno, demasiado encantado diría yo, porque casi no había forma de escapar de él.

mi-viaje-a-India-Jaipur-23

Interior del palacio-hotel Shahpura

Cuando terminó su casi interminable charla, me preguntó qué habitación me habían dado, porqué viajaba sola (lo de siempre…) y me dijo que le acompañara a recepción, donde cambió mi llave por otra y me alojó en una suite. Supongo que fue una especie de compensación a su verborrea.

mi-viaje-a-India-Jaipur-26

Habitación

También me invitó a cenar (no con él, ¡menos mal!) en el restaurante del hotel, situado en la terraza superior del edificio, donde también se imparten cursos cortos de cocina india y la cena es amenizada por un espectáculo de danzas indias.

mi-viaje-a-India-Jaipur-24

Bailarina india

A veces, si me esfuerzo mucho, puedo ser amable y encantadora.

mi-viaje-a-India-Jaipur-25

Interior de uno de los patios

Definitivamente, Jaipur merece una visita. A pesar de lo caótico de la ciudad guarda algunas joyas inolvidables.

mi-viaje-a-India-Jaipur-35

Palacios de Rajastán

Anuncios

Un pensamiento en “Jaipur, la ciudad rosa

  1. ME ENCANTA TU EXPLICACIÓN TE VEO COMO ENAMORADA DE ESA CIUDAD. ENHORABUENA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s