De los nervios

Johanesburgo, viaje a la miseria

Deja un comentario

Como cuenta Javier Brandoli en su artículo, existe un nuevo tipo de turismo: el turismo de la miseria. Como ejemplo, el Emoya Luxury Hotel&Spa es un hotel situado en Bloemfontein que cuenta con diferentes tipos de alojamiento, entre los que destaca el Shanty Town, que no es ni más ni menos que la recreación de una township o barriada sudafricana donde viven millones de personas en la más absoluta miseria.

mi-viaje-a-Johanesburgo-10

Sigue comentando Brandoli en su artículo: “El hotel, en una popular web de valoración de alojamientos, tiene comentarios distintos, pero llama la atención el de una pareja británica que describe muy irónicamente su noche en la Shanty Town así: “!Qué gran experiencia tuvimos! Se desbordaban las aguas residuales, lo que era muy malo para algunas personas que podían morir, pero nosotros estábamos teniendo una experiencia única. Luego, a la una de la mañana comenzaron las batallas entre pandillas, fue una media hora emocionante. Especialmente cuando un disparo atravesó la frágil pared y se alojó en mi hombro. Lo malo fue que después, a las cuatro de la madrugada, que nos despertaron a golpes en la puerta. Era la policía que venía con máquinas excavadoras a demoler la chabola. Tuvimos pocos minutos para coger las cosas y salir. Mi marido aún trata de curar la infección de tuberculosis que cogió por las condiciones insalubres y nuestros hijos no quieren salir de casa por el trauma psicológico, pero al menos tenemos una buena historia que contar en nuestras cenas“”.

No sé si el ser humano ha perdido el norte, si la barrera entre lo moral y lo inmoral se ha difuminado, pero me cuesta comprender cómo a alguien se le puede ocurrir recrear un lugar donde la gente vive hacinada y en condiciones pésimas de salubridad; y peor aún, cómo hay turistas a los que recrearse en la miseria y la desgracia de otros les puede resultar atractivo.

mi-viaje-a-Johanesburgo-9

Medidas de seguridad en las viviendas de barrios acomodados

Cuando viajé a Sudáfrica, me llamó la atención que el hotel que reservé incluía la recogida en el aeropuerto. Contacté con ellos vía email y me comentaron que era más seguro si me enviaban a alguien directamente del hotel a recogerme. Así fue, un señor de mediana edad me recogió en el aeropuerto, nos subimos a la furgoneta y me advirtió que iba a bloquear las puertas. En el trayecto del aeropuerto al hotel vi en cada semáforo mucha gente vendiendo artículos de todo tipo: fruta, ropa, perchas (sí, sí, perchas), cargadores para el móvil, tarjetas de teléfono, ropa usada. El conductor bajó un poco la ventanilla para comprar algo de fruta, y le exigió al vendedor que le diera la bolsa antes de darle el dinero. Luego me contó que muchas veces los vendedores cogían el dinero y salían corriendo. Cuando llegamos al hotel me di cuenta que se encontraba en una urbanización cerrada. Cuando digo cerrada me refiero a una valla alta y electrificada en su parte superior, una caseta de control para acceder a las calles interiores, vallas altas en todas las casas y la mayoría con guardias de seguridad en la puerta. El hotel estaba también protegido por una valla y con trozos de cristal y alambre de espino en la parte superior. Me dijo que no saliera sola del hotel, que como mucho podría ir a un centro comercial cercano, pero que ellos se encargarían de llevarme y de recogerme. Nada de ir andando por la calle ni coger un taxi.

Museo del Apartheid Por 65 R puedes visitar este museo, con una exposición de fotografías, vídeos y artículos personales de aquellos que sufrieron el brutal apartheid en los años 70/80. Puedes ver cómo se clasificaba a la población: nativos, de color, asiáticos y blancos.El nuevo estado de Sudáfrica se creó en 1910, en el que negros y mujeres blancas tenían prohibido votar.  Durante los años 1950 y 1960 se desató la violencia en muchas ciudades sudafricanas, y fue en marzo de 1960 cuando la policía cargó contra los manifestantes en Sharpeville, matando a 70 personas. Esta masacre fue el detonante para que la población negra saliera a las calles, comandados por el Congreso Nacional Africano (ANC) y el Congreso PanAfricano (PAC). A mediados de los 60 la mayoría de los líderes opositores al gobierno fueron encarcelados.

Al entrar al museo, el guía que me acompañaba fue obligado a entrar por la puerta con el cartel de “no blancos”, mientras que yo entraba por la de “blancos”. No deja de ser una simple anécdota, pero con ello te das cuenta desde los primeros instantes en el museo de la crueldad del apartheid.

mi-viaje-a-Johanesburgo-7

Museo del apartheid

Los años 60 fueron para los sudafricanos blancos una época de bonanza económica y prosperidad. Para la población negra fue un período negro del apartheid más feroz. Durante este período, fueron ejecutados 131 opositores al gobierno sudafricano. El 16 de Junio de  1976 fue un punto de inflexión en la historia de Sudáfrica. La protesta, protagonizada por los niños de la escuela de Soweto comenzó a cambiar la historia del apartheid.

mi-viaje-a-Johanesburgo-6

Fotografía de una escuela de Soweto en los años 70

Por supuesto que no es una visita agradable, pero sí muy interesante. Sala tras sala la visita se convierte en espeluznante cuando se pueden ver en vitrinas las tapas metálicas de los cubos de basura con los que se protegían los jóvenes negros en sus manifestaciones para protegerse de las cargas de la policía, una sala donde cuelgan decenas de sogas que representan a los que fueron ejecutados, y las fotografías de los niños masacrados por el gobierno de Sudáfrica.

Casa de Nelson Mandela Situada en el 8115 de Vilakazi Street en Soweto. Reformada en 2009, los utensilios que conserva no son, en su mayoría, originales de la época en que Mandela vivió aquí antes de ser encarcelado. Se encuentra muy cerca también de la casa de Desmond Tutú.

mi-viaje-a-Johanesburgo-8

Casa de Nelson Mandela

Aquí vivieron su mujer y sus dos hijas hasta finales de los 90. En la casa se pueden visitar las diferentes estancias: el comedor, la cocina, los dormitorios. Todo en ella es sobrio y sencillo.

mi-viaje-a-Johanesburgo-2

Comedor de la vivienda de Nelson Mandela

Nelson Mandela volvió a esta casa en 1990 cuando fue liberado de la prisión de Robben Island. Winnie Mandela vivió aquí hasta su divorcio en 1996. Como escribió Mandela en su libro El Largo Camino a la LibertadLa casa no es grande, pero era la primera casa de mi propiedad y me sentía muy orgulloso. Un hombre no es un hombre hasta que no tiene una casa de su propiedad“.

mi-viaje-a-Johanesburgo-3

“Hoy mi regreso a Soweto me llena de alegría”. Nelson Mandela

Soweto Cuál fue mi sorpresa cuando la siguiente parada en la visita a la ciudad organizada por el hotel se incluía el barrio de Soweto. Soweto no es realmente un barrio, sino una ciudad-satélite de Johanesburgo en la que viven más de 4 millones de personas. Durante la época del apartheid la población negra, siguiendo la política de segregación del apartheid, obligó a la población negra a vivir en este barrio, que fue creciendo de manera incontrolable hasta nuestros días. Soweto, acrónimo de South West Township nos dice otra cosa, y es que aquí es donde siguen viviendo los negros. Soweto es todavía hoy una cicatriz que nos recuerda la segregación, la violencia, el apartheid, la injusticia. Y entonces te preguntas. ¿Valió la pena toda aquella lucha?, ¿Es suficiente lo que a día de hoy ha conseguido la población negra en el país del arcoíris?. El conductor y el guía aparcaron el coche en una gran explanada para que una pareja de italianos y yo nos bajáramos a visitar el barrio. Yo me negué a bajarme del coche. No me parece interesante ver cómo millones de seres humanos viven en condiciones infrahumanas, y menos que la visita a este barrio se incluya en un tour para turistas.  No me gustan los zoos humanos. La visita incluía también entrar en una de las chabolas para ver cómo en una vivienda de una única habitación convivían 9 personas, con una pequeña cocina en un rincón y un baño común para 40 casas en el exterior, sin agua corriente ni un sistema de alcantarillado que hace que en época de lluvias discurran por todo el barrio las aguas residuales.

mi-viaje-a-Johanesburgo-4

Vista de Soweto desde el aparcamiento

El Soccer City, es el estadio que se creó para la celebración del Mundial de 2010, y donde se celebraron los partidos de inauguración y la final. Allí España se declaró campeona del mundo. En realidad era un antiguo estadio que fue demolido parcialmente y remodelado para albergar a casi 100.000 espectadores. En Sudáfrica el fútbol no tiene el impacto social que tiene el rugby, y prueba de ello es que si viajas a Sudáfrica, verás que todos los días se emite en televisión la película Invictus, en una u otra cadena. La película, adaptación del libro de   John Carlin Playing the enemy cuenta cómo Nelson Mandela (Morgan Freeman), tras ser puesto en libertad en 1990 fue nombrado presidente y logró reconciliar a la mayoría negra y la minoría blanca.

mi-viaje-a-Johanesburgo-1

Soccer City

La celebración de la Copa Mundial de Rugby en Sudáfrica en 1995 fue el instrumento utilizado por Madiba para construir la unidad nacional.  El equipo nacional de rugby, era conocido como los Springboks (Los Gacelas) por considerarlo símbolo del apartheid y eran apoyados por la minoría blanca, mientras la mayoría negra apoyaba otros deportes o incluso a los equipos de rugby de otros países. Mandela trata de contagiar a la población negra el apoyo a la selección de rugby para que ambas razas compartieran una misma ilusión, ganar el Mundial de Rugby.  Pero Invictus es sólo eso, una película. La realidad es muy distinta.  

mi-viaje-a-Johanesburgo-5

La palabra “Igualdad” sustituyó a uno de los ladrillos en la casa de Mandela

Pero “Igualdad” hoy es una utopía en Sudáfrica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s