De los nervios

Sri Lanka: ¿Cómo te llamas?, ¿De dónde eres?, ¿Cuántos años tienes?, ¿En qué trabajas?

4 comentarios

…¿de dónde vienes?. ¿Adónde vas?, ¿Estás casada?, ¿tienes hijos? y así hasta preguntas tan increíbles como: ¿eres rica?… Si visitas Sri Lanka te someterán a este interrogatorio al menos 20 veces al día. Los srilankeses tienen una curiosidad difícil de satisfacer respecto a los extranjeros. Quieren saber todo. Lo que a nosotros puede parecernos una falta de educación, para ellos es lo más normal del mundo. Taxistas, tuktukeros, personal de los hoteles, camareros, dependientes de una tienda. Casi todos te someterán a este tercer grado.

Recolectora de té

Recolectora de té

No conozco a nadie (de momento) que haya soñado siempre con viajar a este país, pero lo cierto es que está lleno de turistas, sobre todo franceses, alemanes y últimamente rusos y chinos. Lo cierto es que la mayoría de turistas con los que he coincidido eran grandes viajeros. Ya habían estado en otros destinos más conocidos. Sri Lanka me ha parecido una versión light de la India, pero no tiene ni el color ni la majestuosidad de los templos indios: También me recordaba a Indonesia, pero no tiene sus increíbles playas y templos. A veces me recordaba a Malasia. Creo que Sri Lanka es un conjunto de todos estos países.

No destaca por nada en especial: no posee templos maravillosos, ni playas paradisíacas, y la naturaleza, aunque exuberante, quizá lo sea un poco menos que otros países. Pero también tiene un poco de todo. Sobre todo su gente es de lo más amable, curioso y simpático de Asia. Un país muy auténtico aún no demasiado maleado por nosotros, los turistas.

Templo de Dambulla

Templo de Dambulla

Tuve la suerte de contactar a través de un foro americano con el que sería mi conductor en primera etapa en Sri Lanka: Manoj. Después de varios correos trazando el itinerario finalmente acordamos un precio, y estaba esperándome en el aeropuerto a mi llegada a Colombo. Tengo que destacar de él que me pareció una buena persona y un gran conductor. Yo cada mañana le decía qué quería ver, o cuándo quería parar y siempre fue amable y encantador. Un chico (de unos 30 años) bastante educado y con un inglés fluido (no habla español). Tuvo varios detalles conmigo que me sorprendieron: cuando quería cambiar dinero me llevaba a joyerías en lugar de a bancos para que consiguiera un mejor cambio, cuando a mi llegada a uno de los hoteles que tenía reservados en Kandy me dijeron que no tenía habitación, iniciamos un peregrinaje por varios hoteles en busca de una habitación que me gustara. Se estaba celebrando el festival del Pera Hera y nos llevó más de 3 horas conseguirlo. En ningún momento se quejó ni me pidió mas dinero. El día que nos despedimos en la estación de Pedareniya porque yo tomaba el tren hasta Ella, aguantó pacientemente a que llegara el tren para ayudarme a subir la maleta y comprobar que cogía el tren Lo menciono porque es muy recomendable, una persona en la que puedes confiar plenamente. Si estás pensando en viajar a Sri Lanka y realizar trayectos en autobús yo cambiaría de idea. Los conductores de autobús son auténticos suicidas al volante. Manoj tiene una van para 6/7 personas con aire acondicionado en bastante buen estado.

Manoj, un gran conductor

Manoj, un gran conductor delante de la roca de Sigiriya

Aquí puedes ver un vídeo del viaje por Sri Lanka con Manoj.

Cuando viajes a Sri Lanka olvídate de la conversión que hacemos km/tiempo. Un recorrido de 200 km puede llevarte 4 horas, uno de 100 2 horas, etc. Las carreteras son de un único carril en cada dirección, y utilizan arcenes y el centro de la carretera para adelantar, sorteando puestos de cocos, gente que pasea por los arcenes, etc. Lo que a cualquier extranjero volvería completamente loco, para ellos es lo más normal.

Elefantes en el Maha Oya

Elefantes en el Maha Oya

Así como los hoteles de Sri Lanka no son tan baratos como en otros países asiáticos, la comida sí me pareció muy barata, incluso en los hoteles. Comida variada y sabrosa y siempre picante. Incluso cuando pides “no spicy” la comida picará un poco. Las compras que realizas en supermercados o bares también son muy baratas: refrescos, aperitivos, etc excepto los productos importados, que a veces son más caros que en España.

Navegando por un lago rodeados de flores de loto

Navegando por un lago rodeados de flores de loto

Como no pretendo hacer una guía de Sri Lanka sino simplemente plasmar mis impresiones, a grandes rasgos mi itinerario fue: Colombo-Kandy-Dambulla-Polonnaruwa-Dambulla-Kandy-Ella-Tangalle-Unawatuna-Galle-Negombo-Colombo. Tengo que decir que todas las ciudades de Sri Lanka me parecieron un horror, feas, destartaladas, caóticas, sin nada llamativo que resaltar. Ni siquiera las famosas Kandy o Galle me parecieron atractivas en ningún sentido. Sí cuentan con templos bonitos pero como ciudad son feas feas.

Pescadores srilankeses recogiendo la pesca del día

Pescadores srilankeses recogiendo la pesca del día

Los srilankeses son personas fuertes (muy fuertes), que han sabido luchas contra las adversidades: una guerra feroz con los tamiles del norte, La devastación que dejó el tsunami de 2004 en el sur del país y la necesidad de emigrar a otros países en condiciones a veces infrahumanas. Cuando en enero viajé a Dubai vi cientos y cientos de srilankeses que viven en los emiratos y se dedican a la construcción. Malviven en barracones de uralita soportando temperaturas que llegan a los 40 grados y ganando sueldos irrisorios para poder enviar dinero a casa.

Casa en el árbol

Casa en el árbol

Me fascina que la gente me sorprenda, y los srilankeses lo han hecho, por su fortaleza: me alojaba en un hotel en el parque de Mineriya cuando decidí contratar un tuk tuk para dar un paseo. Llegamos a una zona con un pequeño lago y rodeado de campos sembrados. Paseando por allí me invitaron a entrar en una casa donde había una anciana (o lo que creía yo era una anciana, aunque tenía 45 años) y su nieto. Me invitaron a tomar té y vi que justo al lado de su casa habían construido una pequeña casita encima de un árbol. Pensé que la habrían construído para el niño, para que jugara, pero me dijeron que no, que por la noche dormían arriba, en el árbol. Pensé: “¡Qué gente más rara!“, cuando me explicaron que la casa no era para jugar, subían a la casita del árbol toda la familia porque muchos elefantes al atardecer y de noche se acercaban a beber al lago y lo hacían por seguridad. ¿Cömoooooooooooo? ¡Ay mi madre! ¿elefeantes?. Lo contaba como si se tratara de gatos callejeros. El nieto me cogió de la mano y me llevó a la orilla del río, introdujo su pie en lo que yo pensaba era un agujero, pero no. Era la huella de un elefante. ¡Ay mi madre!. Sólo esperaba que los elefantes no hubieran decidido ese día cambiar su horario para ir  a beber al lago y lo hicieran en ese momento.

Pescando sobre perchas en Unawatuna

Pescando sobre perchas en Unawatuna

En Sri Lanka se practica la pesca sobre percha (stilt fishermen) Me aseguraron que es el único país del mundo donde se realiza este tipo de pesca, pero no tengo datos para confirmarlo. A los pescadores se les asigna una percha, distante unas de otras unos 4 metros. Esa es la percha de la familia, y no pueden utilizar ninguna otra sin que surja un conflicto entre los diferentes pescadores. Al amanecer y al atardecer los pescadores se suben a las perchas, que tienen una pequeña tabla para sentarse y permanecen allí unas 4 horas. Pescan algunos peces pequeños y de vez en cuando alguno mediano. Estos pescadores puedes encontrarlos en el sur de Sri Lanka pero ¡Ojo, la mayoría de estos pescadores son falsos!.

Playas de Mihiripenna

Playas de Mihiripenna

Siendo un tipo de pesca muy original, ha atraído en los últimos años a muchos turistas ansiosos de captar con sus cámaras a los pescadores y sus cañas. Muchos de ellos no son realmente pescadores, sino “actores” que se suben a la percha y permanecen allí durante horas sin pescar realmente mientras el jefe de todos ellos en la orilla obliga a los turistas a pagar por hacer fotos (10€ como mínimo). Se trata de una pequeña-mafia que explota a esos hombres por una mínima cantidad, mientras el capo de la orilla se lleva la mayor parte del dinero. Si te encuentras en el sur y quieres ver a estos pescadores pregunta en tu hotel dónde están los pescadores reales, que los hay. Éstos no piden dinero, otra cosa es que tú quieras darles una propina. Desde Unawatuna, por ejemplo, los pescadores reales se encuentran a unos 3 o 4 km, un tuk tul te llevará, te esperará y devolverá al hotel por menos de 5 €.

Playas de Unawatuna

Playas de Unawatuna

Nada tienen que ver las playas destinadas a locales (bastante sucias y muy congestionadas por srilankeses que acuden a bañarse sobre todo los domingos) con las playas utilizadas por los hoteles de turistas extranjeros.

Playa de Negombo delante de mi hotel

Playa de Negombo delante de mi hotel

Playa de Negombo utilizada por los locales

Playa de Negombo utilizada por los locales

Encontrarás en todas las playas de Sri Lanka, carreteras y ciudades centenares de perros callejeros. Muchos de ellos están enfermos con sarna. El gobierno no hace absolutamente nada para frenar esta invasión de perros enfermos que malviven en la calle y se ve en su cuerpo el rastro de enfermedad. Suelen ser perros tranquilos, pero más vale estar prevenidos.

Mi hotel en Unawatuna se encontraba en la misma arena de la playa, y durante todo el día centenares de perros deambulaban de día y de noche por la playa, esperando que los turistas del hotel les dieran algo de comida. El hotel cuenta con una alarma anti-tsunamis desde que el tsunami de 2004 destrozó el sur del país, arrancando incluso las vías del tren y llevándose casas por delante. La zona quedó devastada. Una noche se disparó la alarma. ¡Ay mi madre!. Casi me da un infarto. Me levanté corriendo de la cama, cogí el pasaporte, el dinero y las cámaras (con sus cargadores, que digo yo en qué estaría pensando yo para coger los cargadores, dónde los pensaría enchufar) y salí escopetada de la habitación en camisón. Cuando llegué abajo estaba el vigilante nocturno tan tranquilo. Me dijo que se había disparado la alarma anti-robo del hotel porque se había colado un perro, no se había disparado la alarma anti-tsunamis. ¡Menos mal que no me había visto nadie!.

Elefantes en Pinnawala

Elefantes en Pinnawala

Sri Lanka tuvo en su día una gran población de elefantes. Muchos de ellos murieron o quedaron mutilados por las minas durante la guerra con los tamiles. El gobierno decidió crear un orfanato para estos animales en Pinnawala, sobre todo para las crías que se habían quedado huérfanas. Hoy en día se trata de un zoo en toda regla donde viven los elefantes encadenados, que bajan a bañarse al río todos los días a las 10 de la mañana para deleite de los turistas y es la excusa para cobrar 2.500 Rs. Tuve oportunidad de ver auténticos mahouts en Laos y el norte de Tailandia, los chicos que cuidan estos elefantes que se hacen llamar mahouts no son más que cuidadores del zoo. No me gustó nada ver a todos los elefantes encadenados para poder sacarlos a bañarse al río y cobrar 15€ a cada turista.

Resort en Negombo

Resort en Negombo

En Sri Lanka hay alojamientos para todo tipo de gustos y bolsillos. En la parte interior del país, y si te alojas cerca de parques nacionales hay una gran cantidad de insectos y bichos. Muchos hoteles tienen mosquitera pero otros no. Te recomiendo que compres un spray llamado “Ninja”, que aunque su nombre suene a coña es muy efectivo. Si te quedas sin repelente (a mí me picaron muchos a pesar de usar Relec y Goibi), te recomiendo que compres “Citronella”, un repelente srilankes que huele a rayos pero muy efectivo.

Templo del diente de Buda

Templo del diente de Buda

Resumiendo ya, Sri Lanka me ha gustado bastante. Sin llegar a despuntar por nada, tiene una oferta tan variada que ofrecer al turista que el viaje se hace muy ameno. Hay países con templos más bonitos, playas más espectaculares o montañas más altas, pero Sri Lanka tiene un poco de todo ello y una gente muy amable y cercana. ¡Espero que disfrutes de la antigua Ceilán!

Anuncios

4 pensamientos en “Sri Lanka: ¿Cómo te llamas?, ¿De dónde eres?, ¿Cuántos años tienes?, ¿En qué trabajas?

  1. wowwww
    en una semana parto mi primer viaje sola, a Brasil, Río de Janeiro, tengo una hija de 3 años y medio y es lo mas dificil, creo que este blog me servirá mucho…

    maravilloso google que me trajo a ustedes

    ah, soy de Chile y veo que es un plan para proximo viaje, datos que necesites aca estoy =)

    • Gracias Vancuer. Espero que lo pases bien en Chile. No te preocupes por viajar sola, realmente nunca estarás sola, y quizás sea una forma de viajar que te enganche como a mí. Viajo a Chile en 2 meses, ya estuve hace años pero necesito volver. En Brasil también estuve, pero aún no conozco Río de Janeiro (imperdonable). Te deseo mucha suerte, mucha cabeza y que disfrutes de Rio.

      Un saludo

  2. Pingback: Consejos para viajar a Myanmar | De los nervios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s