De los nervios

Río de Janeiro, menos de lo que esperaba

5 comentarios

Siempre nos hacemos una idea de los sitios a los que queremos viajar. En mis pensamientos, Río de Janeiro era una ciudad completamente diferente a la que me he encontrado. Lo más destacable para mí ha sido el marco incomparable donde se levantó la ciudad, lo peor: todo lo demás.

Cristo de Corcovado

Cristo de Corcovado

Cristo de Corcovado No hay turista que visite Río que no quiera ver el famoso Cristo. Una mole de 38 m más 8 de pedestal. Si no fuera por estas dimensiones sería imposible verlo, ya que siempre hay miles de turistas visitando al redentor. Desde allí puedes ver casi toda la ciudad, y casi desde toda la ciudad se puede ver el Cristo. Esta mole de piedra me ha parecido un auténtico espanto. Acostumbrada a ver imágenes aéreas del Cristo entre brumas  vigilando la ciudad, ver el cristo in situ me ha defraudado completamente. Es más, si hoy volviera a Río no subiría a visitarlo.

Vídeo grabado durante mi viaje a Río de Janeiro

Puedes subir al cerro donde se encuentra el cristo en tren , autobús o taxi. El tren tiene un precio de 62 reales, y para llegar a la estación dede donde sale el tren puedes ir  en autobús desde la plaza XV, autobuses 422 / 498 / 180 y bajarte en la iglesia de San Judas Tadeo. Desde la zona de Ipanema, autobuses 570, 583 y 584. Desde Copacabana autobús 583. Desde la estación de autobús de Novo Río el autobús 126, bajarte frente a las instalaciones del Fluminense, caminar hasta la calle Laranjeiras y allí coger los autobuses:  422 / 498 / 497 / 180 / 584 / 583. Si decides ir en tren, puedes comprar el ticket por internet. Arriba te encontrarás con un caos increíble de colas y colas interminables para entrar (en mi caso 2 horas de espera a pleno sol y con 38 grados). Una delicia, vamos. No sé si el ayuntamiento de Río pretende cargarse a los turistas disimuladamente. ¡Qué desastre de organización!. Dentro del recinto hay algunas pequeñas tiendas que venden souvenirs de lo más pintoresco y hortera y un bar. Hay colas para entrar, salir, subir en ascensor, bajar, salir del cerro en los únicos autobuses en los que se puede salir…una locura.

Colas interminables para visitar el Cristo

Colas interminables para visitar el Cristo

Me hubiera gustado quedarme con la imagen que imaginaba del Cristo. Y para disfrutar de las vistas, mucho mejor el Pan de Azúcar, en el lado opuesto de la bahía carioca.

Playas de Río de este a oeste nos encontramos con las más famosas: Copacabana, Ipanema, Leblón.  La primera es casi la más famosa, la más atestada y la más sucia. Ipanema se encuentra en un término medio, y la más cuidada y limpia la de Leblón. Es curioso que cuanto más “pija” es la playa menos negros hay. Así como en Copacabana son mayoría, en Leblón son casi una excepción. Es una realidad que puede constatar cualquier turista en Río, no sé si se trata de segregación o autosegregación.

Playa de Copacabana

Playa de Copacabana

Playa de Leblón

Playa de Leblón

La avenida atlántica es en realidad el paseo marítimo de Río, El diseño de su empedrado portugués se ha convertido en un icono de la ciudad, y muchos souvenirs muestran este diseño. Según las zonas se encuentra en mejor o peor estado, y a lo largo de todo el paseo no hay una sola sombra. Imagino que no han querido plantar árboles para que muchos cariocas que viven en las calles no se amontonen aquí. Esta avenida es el escaparate de Río, y al ayuntamiento no le interesa mostrar ciertas cosas, aunque a lo largo de toda la ciudad puedes ver miles de personas que viven en la calle dormitando en casi cualquier rincón.

La playa es un no parar de vendedores ambulantes: pareos, bebidas, helados, masajes, excursiones, tatuajes, tangas, etc. Si buscas una playa tranquila y limpia mejor aléjate de Río.

Los culos brasileños (o de las brasileñas). Otro mito. Lejos de las imágenes que nos muestran en tv donde todas las mujeres lucen cuerpos espectaculares y traseros de modelos, la realidad carioca es muy diferente. Tanga llevan todas, las de 50 kg y las de 150. Incluso pasean así por las calles cercanas a las playas. Algunas deberían ser multadas por lucir traseros tan horrendos.

Una cosa es que el tanga esté permitido y otra poder llevarlo

Una cosa es que el tanga esté permitido y otra poder llevarlo

Paseando por las calles de Río

Paseando por las calles de Río

Pan de Azúcar Abierto diariamente de 8:00 a 19:50, es para mí un imperdible de Río de Janeiro. Situado en el extremo opuesto al Cristo de Corcovado, cuenta con unas vistas espectaculares, sin los agobios del cerro del Cristo Redentor.

Pan de Azúcar

Pan de Azúcar

Existe un teleférico o bondinho que por 62 reales te ofrece vistas espectaculares de 360 grados:  playas de Leme, Copacabana, Ipanema, Flamengo, Leblon; la Piedra de Gavea, ese imponente macizo de Tijuca y el Corcovado, con la imagen del Cristo Redentor, la Bahía de Guanabara con la ensenada de Botafogo; el centro de la ciudad; la Isla del Gobernador; Niteroi; el Puente Río Niteroi y, al fondo, la Sierra del Mar, con el pico “Dedo de Dios”. Para llegar al Pan de Azúcar utiliza estos mapas.

Subida al Pan de Azúcar

Subida al Pan de Azúcar

 

Estadio de Maracaná Otra de mis visitas favoritas en Río. Más que por lo espectacular del campo (que no lo es), por la leyenda que lo acompaña. Puedes llegar al estadio en metro (estación Maracaná) y visitar el campo con un tour . Por 36 reales puedes realizar una visita guiada en varios idiomas. Se visitan las gradas, el área VIP, la sala de prensa, el vestuario (no es el vestuario real, ya que el estadio es compartido por 3 equipos cariocas, y el único equipo que cuenta con un vestuario personalizado es el Fluminense, pero la entrada no está permitida a los visitantes), el túnel que sale al campo y el banquillo. Puedes comprar la entrada en el mismo campo (bajando la rampa de acceso desde el metro), ya que en el hotel fui advertida de varias webs falsas que timan a los turistas vendiéndoles tickets para visitar el estadio. No me gusta dar consejos a nadie, pero esta vez sí lo haré: ¡Ni se te ocurra recordar a ningún brasileño, y menos dentro del Maracaná la final contra Alemania que perdieron 7-1!. En ese aspecto los brasileños no tienen ningún sentido del humor.

Estadio de Maracaná

Estadio de Maracaná

Interior del Maracaná

Interior del Maracaná

Sambódromo del Marquês de Sapucaí localizado en el lugar que supuestamente vio nacer la samba, en el inicio de la avenida Presidente Vargas  cerca de Praça Quinze  y al final de la calle Frei Caneca. Alberga durante los carnavales unas 75.000 personas. Diseñado por el arquitecto Niemeyer, es considerado como una “maravilla” arquitectónica.

Sambódromo

Sambódromo

Personalmente me pareció un gran espanto (lo de “gran” es porque cuenta con más de medio kilómetro de longitud). No sé dónde ven los brasileños lo maravilloso del recinto, ya que son sólo gradas como las de cualquier estadio de tercera. Imagino que durante el carnaval será completamente diferente, pero si visitas Río en otras fechas que no sea el carnaval, yo no perdería el tiempo yendo a ver esta monstruosidad.

Las escuelas de samba utilizan los locales del sambódromo para ensayar

Las escuelas de samba utilizan los locales del sambódromo para ensayar

Arcos de Lapa Es uno de los vestigios de la época colonial en Río de Janeiro. Se construyó como acueducto en el siglo XVIII para traer agua del río Carioca a la ciudad. Lo que ves en la foto es lo que es. No hay más. Excepto un pequeño tranvía que cruza por encima de los arcos de lado a lado. Los arcos de Lapa se encuentran muy cerca del sambódromo, así que si quieres perder el tiempo puedes visitar estas dos atracciones el mismo día.

Arcos de Lapa

Arcos de Lapa

Los arcos se encuentran en el barrio  barrio de Rio de Janeiro es Lapa. Entre los bares, tabernas y pubs…de noche se puede asistir a espectaculos con música en vivo, donde se baila samba,  gafearía (una danza brasilera pariente de la samba) y Partido alto (una variación de la samba). De noche es aconsejable ir con cuidado por este barrio y no ir solo.

Catedral de Río de Janeiro o Catedral de San Sebastián. La parada más cercana de metro es Cinelandia. El culpable en esta ocasión de tamaña monstruosidad no es Niemeyer, arquitecto favorito de sucesivos gobiernos brasileños, sino Edgar de Oliveira, que tenía el mismo pésimo gusto que Niemeyer.  Lo único destacable de la iglesia es su tamaño (puede albergas a 25.000 personas), y por dentro es igual de fea que por fuera. Se encuentra muy cerca de los arcos de Lapa, así que si haces la ruta de cosas feas de Río de Janeiro puedes empezar por el sambódromo, seguir por los arcos de Lapa y terminar en la catedral. Pasé varias veces por delante de la catedral durante mi viaje a Río y siempre, subido en la acera y pegado a la puerta había un coche de policía (por algo será).

Interior de la catedral de San Sebastián

Interior de la catedral de San Sebastián

 

Escalera de Selarón Río de Janeiro es una ciudad conocida por su colorido, y entre sus atracciones más visitadas se encuentra la escalera que el chileno Jorge Selarón decidió empezar un día a cubrir con azulejos. La obra se convirtió en una obsesión para él, y llegó a cubrir toda la escalera y los laterales con azulejos que traía él de sus viajes y con azulejos que también le traían turistas de todo el mundo. La escalera une los barrios de Lapa y Santa Teresa, los barrios más bohemios de la ciudad. 215 peldaños decorados con los azulejos más variopintos del mundo, colocados sin orden ni concierto sobre la escalera. El artista murió asesinado y todas las pistas conducían a un colaborador que trabajaba con él en el taller.

Escalera de Selarón

Escalera de Selarón

Advertida por guías y personal del hotel, la escalera de Selarón es uno de los puntos turísticos donde se producen más robos y tirones de cámaras a turistas. Personalmente no vi nada que me intranquilizara, sólo algunos vendedores ambulantes.

Miles de azulejos decoran la famosa escalera

Miles de azulejos decoran la famosa escalera

 

Transporte en Río de Janeiro Personalmente utilicé el metro bastantes veces. Es relativamente barato y limpio. Por aproximadamente 1 € puedes llegar a casi cualquier punto de la ciudad y es muy sencillo ubicarse. No es aconsejable utilizarlo de noche. Sólo utilicé el taxi cuando lo pedía desde el hotel, taxis oficiales que siempre eran conducidos por taxistas conocidos por el portero del hotel. Autobús sólo utilicé uno para ir desde la playa de Leblón a Copacabana. Fue un trayecto muy corto, así que tampoco puedo dar una opinión sobre los buses en Río.

Estación de Cardeal Arcoverde, cerca de la playa de Copacabana

Estación de Cardeal Arcoverde, cerca de la playa de Copacabana

Hay bastantes guardias de seguridad tanto en estaciones como en vagones, y también hay un vagón (suele ser el último), que sólo pueden utilizar las mujeres. Esto ya lo había visto en ciudades como Kuala Lumpur o Dubai. Cuando se toman estas medidas por algo será….

Vagones exclusivos para mujeres

Vagones exclusivos para mujeres

Anuncios

5 pensamientos en “Río de Janeiro, menos de lo que esperaba

  1. Yo fui a Río en octubre y recorri la ciudad, fui a Ipanema y a Copacabana, me quedé cerca de la iglesia esa feisima (que es horrible en verdad, no entiendo su forma… ) y pasé por Lapa la primera noche que ahi estuve…
    Las playas, supongo que por la temporada, estaban limpias, era agradable estar en copacabana porque había menos gente que en Ipanema, y mas latinos, lo que me hacia sentir comoda…
    respecto a las tangas, creo que lo entretenido de Brasil es que no importa.. a los turistas esio llama la atencion, los cuerpos celuliticos con bikini o tanga, pero a ellos no… eso a mi me encanto… no usaria tanga pero me gusta que a ellos no les importe, si no gista no miremos, me gusta esa idea… lo respeto

    No me interesa ir al cristo, en chile tenemos la virgen del cerro san cristobal y tampoco me parece atractiva para la vista… entonces ni lo intente. Pero pan de azucar es algo que visitare sin lugar a dudas en mi proxma vsita…

    lo que mas me gusto de río fueron sus museos y librerias… el museo de bellas artes es simplemente maravilloso, tiene muchas librerias re lindas…

  2. En enero las playas cariocas son una pesadilla, y más si atraviesan una ola de calor. Respecto a los tangas, a mí también me parece respetable. Cada uno que vaya como quiera. Pero la imagen que se da en Europa de las brasileñas es de cuerpos operados y espectaculares, cuando la realidad es muy diferente. Hay un mito respecto a las brasileñas y sus traseros. No dejes de ir al Pan de Azúcar, para mí lo más bonito de Río. Un saludo y gracias por tu comentario

  3. He estado un mes en Rìo y hay lugares lindos y feos. comparto lo de la catedral(horrible), el cristo, los arcos de Lapa y sus alrededores,(sobre todo un domingo a la tarde) Pero el Jardim Botanico de Rio es hermoso, la parte de los cactus, el orquideario, las cascadas. El puente de Niteroi: impresionante verlo desde abajo, yendo en un barco rumbo a la isla de Paqueta(5 reales el viaje), otro lugar muy bonito para pasar el dìa con poca plata, la feria de los domingos de la plaza Geneal Osorio es algo imperdible, Tomar cualquier onibus de linea de trayecto circular(con un mapa) es conocer el verdadero Rio, bajas en la misma parada que subìs, tomar onibus hasta Recreio dos Bandeirantes, 40 min. de Copacabana, y pasear por esas playas de arenas blancas y agua azulverdosa, levantando caracoles y corales de la arena, eso es impagable o sin ir tan lejos, las playas de Sao Conrado. Lamentablemente Copacabana deja mucho que desear pero es indiscutible que quien va a Rio no deja de conocerla.
    En sìntesis me pareciò una hermosa ciudad salvo algunas cosas cosa que nombraste pero no hay una ciudad “perfecta” en todas viven seres humanos.

    • Estoy de acuerdo en que no existe la ciudad perfecta. De hecho, si existiera no nos gustaría. Personalmente, y tras visitar unas cuantas ciudades del mundo, Río de Janeiro me ha defraudado bastante por su suciedad e inseguridad principalmente. Seguramente haya sitios estupendos que no he conocido, pero la inseguridad hace que te alejes de esos lugares no muy frecuentados por turistas. La suciedad es otro gran problema: playas tan icónicas como Copacabana atestadas de basura permanentemente y donde la gente se hacina para “disfrutar” de ella. Una pena que la naturaleza haya dotado a la ciudad de tanta belleza y no se pueda disfrutar relajadamente de ella. Un saludo

  4. Jajajajaj lo de los culos de las brasileñas es perfectamente igual de valido para las colombianas, entiendan, las mujeres colombianas y brasileñas que se ven por TV están seleccionadas con pinza, la gran mayoria de las mujeres colombianas y brasileñas tienen un culo como de Kim Kardashian, grande, caído (con jeans apretados, hasta el culo de una abuela de 70 años está “paradito y firme”) y con una relacion muy de “paticorta”, me refiero a la combinacion de culo grande (mas ancho que alto) + piernas cortas y gruesas, asique queda completamente desmentido que el grueso de las mujeres colombianas o brasileñas sean a como se ven en la TV o en el cine, como Shakira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s