De los nervios

Alona Beach. Bohol. Filipinas

Deja un comentario

La mayoría de turistas que visitan Bohol se alojan al sur, en la península de Panglao, y más concretamente en la playa de Alona.

Alona beach

Alona beach

Algunas mujeres que no son muy agraciadas físicamente, por no decir feas, salen muy bien en las fotografías. Lo mismo ocurre con Alona beach. Repasando las fotos parece mucho más bonito de lo que es en realidad.

La playa siempre llena de bangkas

La playa siempre llena de bangkas

La playa hoy en día es prácticamente inexistente, ya que siempre está invadida de bangkas (pequeños barcos que utilizan para pescar o hacer excursiones). Imagino que algún día fue una playa bonita, que ello derivó en que se construyeran alrededor de ella hoteles y restaurantes, y que finalmente todo ese turismo se ha comido literalmente la playa. Al igual que en el Nido, no se puede disfrutar de ella por el trajín de tanto barco y tanto turista, lo que hace que a media mañana el agua o esté muy limpia. Sólo queda una pequeña franja de playa en un extremo, junto a uno de los hoteles más caros de la zona.

La piscina del hotel llega a la arena de la playa

La piscina del hotel llega a la arena de la playa

Al igual que en otros muchos sitios, la mala gestión urbanística ha hecho que restaurantes y hoteles lleguen hasta la misma arena, por lo que no hay un paseo entre la playa y los bloques de cemento, sino que tienes que pasear sobre la arena. Incluso debido a esa falta de previsión, los restaurantes colocan sus terrazas con mesas sobre la misma arena.

Terraza de un restaurante en la misma arena

Terraza de un restaurante en la misma arena

Cenando en alguna de sus terrazas puede acercarse algún cantante con su guitarra desafinando de manera increíble por unas monedas, mujeres vendiendo fruta o niños cantando por las mesas. Mi regla de oro es jamás dar dinero a los niños, puedo invitarles a algo de comida, pero jamás les doy dinero. Que un niño reciba ingresos mendigando significa que es un negocio para sus padres, y muchas veces incluso dejan de asistir al colegio para atender el “negocio” de pedir. Varios niños fueron cantando a mi mesa, y siempre les decía que no cuando pedían dinero. Hasta que llegaron 2 de unos 6 años de edad que moviéndose al compás y tocando palmas comenzaron a cantar “Feliz navidad”. No podía ser más surrealista. Dos niños filipinos descalzos en la arena cantando en un inglés macarrónico Feliz Navidad en el mes de julio. Les repetí que no les daría dinero, pero que si querían comer algo yo les invitaba. Se miraron el uno al otro y gritaron al mismo tiempo: “¡Un helado!”. Pedí una copa de 2 bolas para cada uno. Y entonces fue cuando se lió la gorda… Otros niños también pidiendo paseaban por la orilla decidiendo a qué mesa se acercarían a pedir. Y entonces fue cuando “mis dos niños”, gritando y moviendo los brazos les decían a los otros que les iba a invitar a helado. En un momento tenía unos 10 niños rodeándome la mesa. La situación se volvió un poco incómoda, porque apareció la dueña del garito, una filipina de unos 80 años y muy malas pulgas que increpó a los niños y les dijo que se tomarían el helado sentados en el suelo y luego se irían. Llegaron las 2 copas de helado y fue cuando se montó la marimorena: con las dos copas y las dos cucharas comían todos y gritaban peleándose por una porción más. La dueña a pocos metros me observaba con cara de pocos amigos. Cuando terminaron, me preguntaron si quería que me cantaran otra vez Feliz Navidad, lo que me hizo sonreír pero les dije que no y se marcharon.

Alona beach

Alona beach

 

A lo largo de la playa hay alojamientos de todo tipo, pero no vi tanta oferta de habitaciones como en El Nido. hay hoteles también en la carretera paralela a la playa, mucho más económicos cuanto más lejos estén.

Entrada a la playa de Alona

Entrada a la playa de Alona

 

Hay una cuesta que conduce a la playa llena de pequeñas tiendas, restaurantes, casas de cambio, la garita de la policía turística, un parking al aire libre y hoteles. Nada más llegar a la playa encontrarás chicos ofreciendo excursiones con fotos en las manos. Señalarán cualquier barco y dirán que es suyo, cuando en realidad trabajan a comisión vendiendo excursiones y alguno de ellos buscará timarte como me ocurrió a mí.

Entrando a la playa de Alona

Entrando a la playa de Alona

 

Por el día hay muy poca gente en la playa. Todos los turistas están de excursión bien por las islas cercanas o por el interior de Bohol. Por la tarde, cuando todos los turistas han regresado la playa se llena de turistas paseando de un lado a otro. Hay restaurantes que exponen el pescado fresco, tiendas y pequeños hoteles. También hay muchos centros de buceo (para todos los gustos y de precios similares).

Centro de buceo

Centro de buceo

Por la tarde también se colocan en la playa decenas de “masajistas” que aunque pases 10 veces por esa zona de la playa, diez veces te preguntarán si quieres un masaje, que te hagan la manicura o la pedicura.

"Masajistas" en Alona beach

“Masajistas” en Alona beach

 

Paseando por la playa de Alona

Paseando por la playa de Alona

 

Bares para tomar una copa

Bares para tomar una copa

 

Trudi´s place. Un restaurante en la playa con buena comida y bien de precio

Trudi´s place. Un restaurante en la playa con buena comida y bien de precio

 

El restaurante Bee Farm, sobrevalorado. Comida regular y caro

El restaurante Bee Farm, sobrevalorado. Comida regular y caro

 

Donde empieza la cuesta que va a la playa hay una tienda con todo lo que puedas necesitar: desde bebidas hasta un acondicionador para el pelo. Los precios más baratos que en España, pero al estar tan bien situada imagino que tendrá los precios inflados respecto a otras tiendas. Justo delante de esta tienda hay un puesto donde puedes dejar tu ropa para que la laven. Sólo aceptan como mínimo 3 kgs de ropa por 1 € el kilo. ¡Más barato imposible!.

wash&wear

wash&wear

 

Alona beach es un sitio agradable y seguro para alojarse, pero no esperes gran cosa. Se ha convertido en el punto donde se alojan la mayoría de turistas para hacer excursiones a las islas, al interior o salir a bucear.

El único trozo de playa decente de Alona beach

El único trozo de playa decente de Alona beach

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s