De los nervios

Primeras impresiones de Guatemala

Deja un comentario

Algunos consejos/impresiones sobre Guatemala:

mi-viaje-a-guatemala-quetzaltenango--12

Erupción del volcán Santiaguito en Quetzaltenango

  • Nada más llegar a la capital de Guatemala, la primera sensación que tienes es de inseguridad. Normalmente los turistas se alojan la primera noche en Antigua para evitar la capital, con fama de peligrosa. Te darás cuenta de ello cuando observes que la mayoría de los coches llevan los cristales tintados, incluso el delantero (algo que está prohibido en Europa).
  • Si tu vuelo coincide con la entrada-salida del trabajo, sólo salir de la ciudad te puede llevar casi 2 horas, ya que el tráfico es caótico. Ten esto en cuenta para llegar al aeropuerto el día de tu vuelo de regreso.
  • Hay shuttles colectivos que realizan el trayecto aeropuerto-Antigua por 10 USD. Si lo haces por privado (como lo hice yo en dos ocasiones, el precio puede oscilar entre los 37 USD que me cobró el hotel a 30 USD que cobra una furgoneta para tí solo. El precio es para 1-3 personas. En mi caso, como viajo sola, pagué una vez 30 USD y la otra 37 USD.
  • Las carreteras son bastante caóticas, y atraviesan la mayoría de los pueblos, por lo que un trayecto de más o menos 40 km puede llevar hasta hora y media. Hay bastante tráfico, camiones, carreteras de un solo carril, muchos camiones, desprendimientos, etc.
  • Está prohibido fumar en todos los hoteles, restaurantes, etc. Desgraciadamente yo soy fumadora, y no podía fumar ni siquiera en hoteles con más de 3.000 m2 de jardín. La norma me parece bien, aunque un poco exagerada. Mucho más cuando ves que el gobierno guatemalteco consiente situaciones que me parecen mucho más graves que fumar un cigarrillo en el jardín de un hotel: muchos niños trabajando (no sólo vendiendo recuerdos a los turistas, sino en las labores del campo, recogiendo basura, en las gasolineras, de limpiabotas, etc). Las condiciones laborales son infrahumanas: conductores de furgonetas con jornadas de hasta 18 horas con sueldos mínimos (con el problema de seguridad que acarrea). He visto con mis propios ojos empleados nocturnos de los hoteles durmiendo en sacos en el suelo detrás del mostrador de recepción. He visto una situación de pobreza generalizada y unas condiciones laborales tercermundistas.
  • El mejor cambio de divisas se hace en los bancos: 1 USD=7,5 Quetzales. En lugares del aeropuerto te pueden dar solamente 6 quetzales. Llevé dólares americanos porque son un poco reacios a aceptar euros. En algunos bancos sólo te permiten cambiar 200 USD/día (como en el banco de Panachajel), y es imprescindible llevar el pasaporte.
  • La comida en restaurantes no es barata precisamente, pero sí lo es la que venden en puestos callejeros. La mayoría de los hoteles no incluyen el desayuno, y desayunar fuera es realmente caro. He pagado entre 6 y 8 € por desayunar, desde un desayuno completo a un simple café con tostadas. No verás a locales desayunando, son desayunos para extranjeros con precios para extranjeros.
  • Los hoteles cobran un 28% de impuestos entre IVA e impuestos de la ciudad.
  • Si durante tu viaje sufres molestias intestinales ¡bienvenido a Centroamérica!. Es raro el turista que no sufre alguna dolencia de este tipo. Yo soy cuidadosa: no bebo agua del grifo, no como en puestos callejeros, tomo agua mineral e incluso me lavo los dientes con agua embotellada. Pero estuve 2 días con molestias intestinales, que en mi caso fueron leves, pero he visto viajeros seriamente afectados. En ese caso lo mejor es dieta y llevar suero oral.
  • He vivido un terremoto en Antigua de magnitud 6,2 y la erupción del volcán Santiaguito en Quetzaltenango. Lo mejor en estas situaciones es mantener la calma (en mi caso mantuve perfectamente la calma porque me quedé petrificada por el miedo) y hacer caso de las recomendaciones que hay en todos los hoteles sobre seísmos.
  • En los pasos fronterizos entre Guatemala y México o entre México y Honduras, te cobrarán según la cara de tonto que te vean. Yo debo tener una cara de tonta de libro porque he pagado en casi todos. No te dan ningún tipo de recibo, por lo que dudo que el cobro de estas cantidades sea legal. Incluso en frontera Corozal, viajando de México a Guatemala, en la frontera guatemalteca me hicieron rebaja en la tasa, y me cobraron lo que llevaba suelto en quetzales. Muy muy sospechoso.
  • Los guatemaltecos son en general muy amables. Los vendedores callejeros (hay miles) no son tan pesados como los vietnamitas o egipcios. Si amablemente les dices “no”, no insistirán.
  • Tras estar en Guatemala, mi sensación es que los que viajamos unas semanas a Guatemala no conocemos Guatemala. Tiene un trasfondo mucho más sórdido que lo que vemos como turistas en sólo unos días. He visto situaciones de todo tipo, teniendo en cuenta que me he movido por sitios turísticos, imagino que en otros lugares del país la realidad es mucho más triste.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s