De los nervios

Vilnius, encantadora

Deja un comentario

Aunque pueda parecer mentira, Vilnius es el centro geográfico de Europa. Una ciudad encantadora con un pasado sombrío y cruel.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-01

A pesar de ser el país más atrasado de los 3 y tener un nivel de vida inferior a las repúblicas bálticas vecinas, tiene el privilegio de estar entre los 10 países con el internet más rápido del mundo. Eso sí, si hablamos de récords, ocupa el primer lugar en el mundo en cuanto a consumo de alcohol.  También ostenta el macabro récord de ser el primer país en Europa en cuanto a suicidios de sus ciudadanos y el 5º en el mundo. Como dice Argemino Barro en Café Babel Lituania está triste. Lo cierto es que jamás he visto tantos borrachos por la calle como en Lituania, borrachos de no poder levantarse de la silla ni dar un paso, aunque también los he visto, aunque en menor cantidad, en Letonia, Estonia e incluso Finlandia.

Hace poco vi un documental sobre el doblaje de películas en Rumanía. El documental se basaba en la figura de Irina Margareta Nistor, una traductora que trabajaba para la televisión durante el régimen de Ceaucescu en los años 80.  Irina dobló de forma secreta cerca de 3.000 películas prohibidas, todas ellas introducidas de contrabando en cintas VHS. Aquellos títulos alcanzaban una distribución clandestina rapidísima. Nadie conocía su nombre en Rumanía, pero a todos les resultaba familiar su voz. Hasta el New York Times realizó un pequeño corto sobre Irina. Lo curioso del caso es que ir a casa del vecino de manera clandestina para ver una película de Chuck Norris o Sylvester Stallone con “voz de mujer” se convirtió en una droga para aquellos que no podían viajar, era como escapar de la cárcel para los que vivían en un régimen totalitario.

¿Y para qué te cuento este rollo?. Tumbada en la cama del hotel de Vilnius no se me ocurrió otra cosa que encender la televisión para ver las cadenas lituanas (me apasionan sobre todo los anuncios de televisión de otros países: qué comen, qué compran, con qué se lavan el pelo o friegan sus platos). Y para mi sorpresa, estaban poniendo una película americana del oeste de los años 60 o 70.  El audio de la película era en inglés, sin subtítulos, pero estaba doblada en lituano por un locutor (al estilo Irina Margareta Nistor) que doblaba a todos los personajes, tanto hombres como mujeres. Lo peor es que no entonaba en absoluto cuando cambiaba de personaje, doblaba la película con tono de documental, pero con menos entonación y sentimiento. No sé si el doblaje era una traducción fiel del inglés o era una herencia de la censura soviética sobre todo lo que procedía del exterior, sobre todo de Estados Unidos. El caso es que la película la estaban poniendo en una de las principales cadenas de televisión lituanas.

Cómo ir del aeropuerto a Vilnius

Llegué a Vinius procedente de Helsinki con Finnair. Llegar del aeropuerto de Vilnius a la ciudad es muy fácil y muy barato: 0,70 €. Nada más salir del aeropuerto, caminas en línea recta unos 200 metros hasta ver un puente. Justo antes del puente (no está muy bien señalizado), hay un pasillo con un pequeño edificio acristalado (con ascensor) para bajar a la estación de tren.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-como-llegar-del-aeropuerto-a-vilnius02

El billete se compra dentro del tren a una cobradora que va pasando y recogiendo los 70 cts. del billete. El trayecto no dura ni 10 minutos a la estación central de Vilnius (muy cerca del centro de la ciudad).

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-como-llegar-del-aeropuerto-a-vilnius01

Iglesias en Vilnius

La lista es casi interminable: la iglesia de San Bernardino, de San Casimiro, de Santa Catalina, de San Pedro y San Pablo, de San Miguel Arcángel, del espíritu Santo, de San Nicolás, de la Adunción, de Santa Teresa, la iglesia de todos los Santos, etc.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-05

Catedral de Vilnius

Las iglesias lituanas son un libro en vivo de la historia de Lituania. La historia de su construcción es la historia de la arquitectura, con obras de arte que datan de tiempos antiguos y que reflejan los cambios habidos en diferentes épocas contando, de esta forma, la historia de la gente que vivió en estas tierras. Las iglesias incluso a veces fueron construidas o se utilizaron como murallas defensivas y con frecuencia se vieron fuertemente afectadas devastaciones y las guerras.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-06

Las primeras iglesias aparecieron en Lituania antes de la introducción del cristianismo y fueron construidas por comerciantes y artesanos de otros países que vivían allí. Después del bautismo en 1387 el número de iglesias en Lituania comenzó a crecer notablemente. A mediados del siglo XX había en Lituania hasta 885 iglesias y capillas católicas.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-07

Tour gratis por Vilnius

Existen visitas guiadas gratuitas (basadas en propinas) que salen a diario de la explanada de la catedral. La visita dura 2,5 horas y se visita la catedral, el ayuntamiento, el palacio presidencial, la iglesia de Santa Ana y el barrio Uzupis. Durante la visita se caminan unos 5 kms. aproximadamente y son en inglés.

Lo mejor de Vilnius sin duda es pasear por su casco antiguo, lleno de coquetos edificios, restaurantes y bares.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-12

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-09

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-10

Comida en Lituania

De las repúblicas bálticas, Lituania es la más barata con diferencia. Comer en un restaurante es bastante económico y tienen muchos platos deliciosos.

La cocina lituana es muy sabrosa, preparada de una manera sencilla y con ingredientes sencillos de la tierra: el pan negro o la carne fresca. Pero también son muy tradicionales los ahumados y salados; la leche, los huevos, la fruta y verduras frescas de temporada, las setas, la patata, todo tipo de hierbas y frutos de los bosques así como los pescados de sus lagos y del mar.

 

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-11

Deliciosos Cepelinai, hechos de puré de patata y rellenos de carne

Castillo de Trakai

Es el único castillo de Europa del Este construido en una isla. No es sólo el orgullo de la ciudad, sino de toda Lituania. Más información

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-castillo-de-trakai-castle-01

La República de los Uzupis, un delirio

No hay más que cruzar el estrecho río Vilnelé que divide Vilnius para estar en “otro país”. No hay fronteras, ni controles, un simple cartel anuncia que se está cruzando una frontera.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilnarepublica-uzupis-11

Un cartel da la bienvenida al barrio. Entre las normas nos advierten que es un barrio artístico (una Mona Lisa), que no se puede conducir a más de 20 km/h, que hay que tener cuidado con caer al agua y una gran cara sonriente que no sé si significa que hay que sonreír o que se están riendo de nosotros.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilnarepublica-uzupis-08

El barrio/república/país hace saber a todo el que cruza el río mediante banderas y la exposición en público de su  constitución (en varios idiomas) que ha cruzado de Lituania a Uzupis (al menos en teoría). Puede parecer una broma o un chiste, pero esta república ha cumplido ya 20 años de vida.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilna-08

La verdad es que de todos los artículos de su Constitución los que más me gustan son el artículo 3: “Todos tienen derecho a morir, pero no es su obligación“, el artículo 9: “Todos tienen derecho a ser perezosos y a no hacer nada” y el artículo 12: “Un perro tiene derecho a ser un perro“.

El 1 de abril se celebra en Inglaterra el April Fools’ Day (Día de los inocentes), día en que se realizan bromas de todo tipo en muchos países del mundo (como nuestro 28 de diciembre). En 1997, eligieron el 1 de Abril para declarar la independencia de Užupis.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilnarepublica-uzupis-09

En los 90, Uzupis (al otro lado del río en lituano) era un barrio de Vilnius sucio y abandonado donde vivían lituanos pobres y delincuentes. Frente al barrio, en el otro lado del río, se levantaba la Academia de Arte, y fue cuando muchos artistas que visitaban el edificio (pintores, escritores, fotógrafos, poetas) pensaron que era el enclave idílico para crear un país con una sociedad perfecta. Lejos de esa perfección, hoy la curiosidad de visitar el barrio alimenta muchos negocios de hostelería y souvenirs que han convertido estos ideales en un lucrativo negocio.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilnarepublica-uzupis-10

Crearon la República Uzupis con su propia Constitución, su himno, su presidente, su ejército (formado por 12 personas) y su propia moneda  (Eurouzas). Su bandera cambia de color con cada estación del año. Cuenta con 300 embajadores y cualquiera puede convertirse en ciudadano de la república sin importar su procedencia.

mi-viaje-a-Vilnius-travel-to-vilnarepublica-uzupis-07

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s