De los nervios

Tallin, sobreexplotada

Deja un comentario

Tallin es una bonita ciudad medieval donde el excesivo turismo defrauda un poco al visitante.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-02

Si llegas a Tallin en un crucero, no contrates las carísimas excursiones a la ciudad de las navieras. El casco viejo de la ciudad se encuentra a sólo 2 km del puerto. Es una ciudad pequeña donde no hace falta utilizar el transporte público, y que se puede visitar perfectamente a pie.

Tengo que reconocer que las mujeres estonias son las más guapas de Europa junto a las ucranianas. En cuanto a los hombres, me quedo con los finlandeses…

De todas las capitales bálticas es la que menos me ha gustado. Es bonita, sí. Pero pasear por ella es prácticamente imposible debido a la cantidad de grupos de turistas que traen los cruceros. Se estima que llegan cada año en esas grandes moles llamadas cruceros casi medio millón de personas.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-11

Si tenemos en cuenta que sólo se realizan cruceros durante los meses de calor, arroja una cifra excesiva de turistas para una ciudad tan pequeña.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-05

Es tal la aglomeración de turistas que en muchas calles hay avisos sobre el pavimento de carteristas en la zona. ¡Ojo con la cartera!.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-12

Estonia es de las repúblicas bálticas la que más se ha desarrollado desde su independencia de Rusia en 1991. También es la república más cara para el visitante.

Como curiosidad, las monedas de Estonia (euro) tienen en el anverso un mapa del país. Pero realmente Estonia es mucho más pequeño. Es una reivindicación que los estonios hacen a Rusia sobre territorios que consideran históricamente suyos.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-16

Ocupa el segundo puesto de alfabetización de adultos en el mundo, lo que es admirable; pero también ocupa uno de los primeros puestos en cuanto a consumo de alcohol. Tampoco me extraña ese excesivo consumo de alcohol, común a todos los países de la zona. Estonia sufre el duro frío del invierno (-43 grados en Jogeva) con muy pocas horas de luz (durante el invierno es obligatorio llevar reflectantes para ser vistos por los automóviles. Por el contrario, en verano llegan a tener casi 20 horas de luz solar. Esos cambios de temperaturas, de luz y la herencia de la opresión soviética ha hecho que muchos de sus ciudadanos alivien sus penas con el alcohol.

Durante la ocupación rusa los estonios eran vigilados estrechamente, hasta tal punto que en muchas de las playas se puede ver hoy un muro construido por los soviéticos para que los estonios no huyeran a Suecia.

La catedral de Alexander Nevski

Es la iglesia ortodoxa más opulenta de Tallin. La catedral se construyó en honor del príncipe de Novgorod, Alexander Yaroslavich Nevsky. Se puede visitar el interior, donde se pueden ver mosaicos e iconos ortodoxos.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-06

Antes de cada servicio religioso puedes escuchar el sonido atronador de las 11 campanas de la catedral.

En la actualidad, Estonia está considerado el país menos religioso del mundo.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-07

La plaza del ayuntamiento (Raekoja plats )

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-09

 

Históricamente ha servido como plaza del mercado (aún hoy en verano hay puestos de artesanos), lugar donde se relizaban ejecuciones públicas, sede del ayuntamiento de Tallin, etc.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-13

En verano se celebran en la plaza un carnaval medieval y en invierno un mercadillo de navidad.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-08

La muralla de Tallin

La muralla se construyó en 1265 para defender la ciudad de los ataques enemigos. Aún hoy permanecen en pie casi 2 km.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-14

Si quieres tener una buena vista de la muralla puedes visitar las torres Nunna, Sauna y Kuldjala.

 

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-10

La sobreexplotación de la ciudad con el turismo ha servido para que se explote al turista. Cuando vayas a comer a algún restaurante del centro, no te fíes de los precios de los platos, porque donde clavan es en la bebida (una Coca Cola de 5 a 7 €).

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-15

Museo de la Ocupación

Es un recordatorio del período comprendido entre 1939 y 1991, cuando Estonia estuvo ocupada por la Unión Soviética.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-18

Se exponen uniformes, armas y distintos materiales bélicos complementado con material audiovisual donde se cuentan algunos acontecimientos e historias personales.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-17

En el sótano se encuentran una serie de estatuas y otros restos de monumentos soviéticos retirados de las calles y edificios, entre los que se encuentra un gran busto de Lenin.  (Toompea 8).

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-20

 

La farmacia más antigua de Europa

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-03

Falso. Aunque esto es lo que venden en Tallin. La farmacia más antigua de Europa se encuentra en Florencia.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-04

La farmacia que se encuentra al lado del ayuntamiento de Tallin ha sido regentada durante 10 generaciones desde 1581. El zar de Rusia fue uno de sus principales clientes. Posee un museo (gratuito) que se puede visitar.

El oscuro pasado del hotel Viru

Situado junto a las puertas del mismo nombre, este hotel, construido en 1972 fue el centro de escucha de la KGB en Tallin.  Al ser el primer rascacielos de Tallin, es aquí donde se alojaban mandatarios y turistas de todo el mundo. El objetivo era escuchar todo lo que se decía en las más de 60 habitaciones que los rusos espiaban mediante micrófonos y cables ocultos.

mi-viaje-a-tallin-travel-to-tallin-01

 

El hotel contaba con 23 plantas, pero al subir al ascensor sólo se puede subir hasta la 22. ¿Por qué?. Porque desde la planta 22 se accedía a la planta 23 donde la KGB tenía instalado su centro de escuchas.

Se puede visitar esta planta, ahora convertida en museo de la KGB por 10 € si no te alojas en el hotel.

De las 465 habitaciones del hotel 60 eran espiadas las 24 horas. El personal de recepción tenía órdenes de alojar en una de estas 60 habitaciones a todos los extranjeros sospechosos que se alojaran en el hotel. En el museo se pueden ver los sistemas de espionaje de la KGB, cámaras, teléfonos, etc. La habitación está tal cual la dejaron los rusos cuando abandonaron la ciudad en 1991 tras la independencia de Estonia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s