De los nervios

10 cosas que nunca metes en la maleta…¡pero deberías!

1. Pañuelo, chal, pashmina o como lo quieras llamar. Pesa poco, ocupa poco espacio y es muy versátil. Yo suelo llevar uno grande y muy ligero (no tan cuqui como el de la foto). Lo he utilizado para tumbarme en la playa, como bolsa haciéndole un nudo, como cuerda, como cinturón cuando había perdido el mío durante un invierno en Suecia a -22 grados, para taparme la cabeza cuando quería entrar en alguna mezquita, como pareo para entrar a algún templo en Indonesia donde no se pueden mostrar las piernas. Su utilidad es increíble.

Pañuelo

Pañuelo

2. Pinzas Suelo llevar 3 o 4 en la maleta, y siempre las he utilizado. Sobre todo cuando hay que lavar algo de ropa en el hotel y no quieres que tu bikini acabe a 3 kms. Pesan muy poco, ocupan muy poco espacio y son muy útiles.

Pinzas corrientes y molientes

Pinzas corrientes y molientes

3. Bolsa-monedero-como se llame Tengo una desde hace años y es el artículo que más he utilizado en mis viajes. No es que sea un método infalible, pero te protege de los tirones. Después de viajar a Bielorrusia y ser testigo de cómo en el metro a un compañero de viaje le cortaban la cinta del cuello y tiraban de ella sin que se diera cuenta, Le cosí una cinta adicional en la parte inferior que ato alrededor del cuerpo, con un cierre por detrás. Tampoco es un método infalible, pero ya lleva doble sujeción. Siempre la utilizo, aunque es cierto que al llevarla justo debajo del pecho te hace tipo botijo.

Bolsa chapucera para dinero/pasaporte/lo que sea

Bolsa chapucera para dinero/pasaporte/lo que sea

4. Linterna de cabeza Suelo viajar bastante a Asia, donde los apagones y cortes eléctricos son frecuentes. Un apagón te puede pillar en el hotel o en medio de una calle o en la playa. Ocupa poco, pesa poco y es muy útil.

Linterna ligera y práctica

Linterna ligera y práctica

5. Film transparente de cocina Sé que hay muy poca gente que viaje con esto. Yo siempre lo hago. Me gusta plastificar el equipaje que voy a facturar por motivos de seguridad. No es raro que metan la mano en tu maleta para quitarte algo o, lo que es peor, para meterte algo. Este servicio suele estar disponible en la mayoría de los aeropuertos, pero si viajas a ciudades subdesarrolladas, ni lo conocen. Aparte de la comodidad de llevar desde el hotel tu maleta ya plastificada, ahorras una buena cantidad de dinero. En cada viaje que realizo tomo una media de 6/8 vuelos, si cada vez que tomara un avión me gastara 8/10€ en hacerlo, al final me supondría una cantidad importante que prefiero gastar en cualquier otra cosa. Si quieres que se te pongan los pelos de punta puedes visitar esta web y luego decidir si merece la pena o no plastificar el equipaje. No creo que sea un caso único en el mundo.

Film transparente de cocina: 2€

Film transparente de cocina: 2€

La maleta glamurosa no queda, desde luego, pero viajas mucho más tranquila. Cuando viaje a Australia, que tiene uno de los controles de aduanas más exigentes del mundo, aparecí con mi flamante maleta plastificada por mí en el aeropuerto. La señorita del check in de Quantas miró mi maleta y la volvió a mirar como diciendo: ¡de dónde vendrá esta tía con esta maleta envuelta así!.

Me he vuelto una fanática de este artículo, y cada vez le encuentro más utilidades: lo he utilizado como cuerda, para envolver alimentos y meterlos en mi mochila, etc.

6. Funda resistente al agua Nada te garantiza que no sufras un tropiezo o una caída cuando tienes el móvil en la mano y estás cerca del agua. Utilizo esta funda para meter en ella el móvil y el pasaporte. Durante un paso en barco en las islas de Malasia se desató una gran tormenta. Yo llevaba el móvil y el pasaporte en una cremallera de la mochila protegidos del agua, pero llovió tanto que cuando llegué al hotel el móvil no funcionaba y mi pasaporte estaba completamente ondulado. Lo del móvil lo solucioné quitando todas las partes del móvil e introduciéndolas en arroz. Pero lo del pasaporte no tuvo remedio. Cuando llegué al aeropuerto me pusieron muchas pegas por el estado de deterioro de mi pasaporte.

Funda resistente al agua

Funda resistente al agua

7. Cinta de embalar Procuro comprar alguna que tenga pocos metros para que no pese. La utilizo para precintar la maleta una vez que la he plastificado con el film de cocina. No me gustan los insectos, pero yo les encanto a ellos. He estado en hoteles en los que las ventanas no cerrabas bien o las puertas tenian mucha holgura. Con pegar un trozo a lo largo entre el suelo y la puerta evito que los bichos entren por ahí. Eso sí, por la mañana hay una verdadera fauna pegada al adhesivo de la cinta cuando la retiro. También la utilicé una vez que se me rompió el cierre de la maleta.

Cinta de embalaje

Cinta de embalaje

8. Mosquitera Si sólo hay un mosquito allá donde vaya, es seguro que me va a picar a mí. Suelo viajar a países donde la malaria es endémica, por eso de noche, y dependiendo del sitio, coloco la mosquitera encima de la cama. Pesa muy poco y es muy fácil de instalar. Para colgarla suelo utilizar el sedal o la cinta de embalar. No sólo mosquitos, durante mi viaje a Costa Rica, la utilicé cuando me alojé en una cabaña en Tortuguero. Llegué a contar desde la cama y protegida por la mosquitera más de 60 bichos de diferentes colores y tamaños en el techo de la habitación. Suelo impregnar la mosquitera con algún insecticida varias horas antes de dormir. Antes iba cargada con repelentes que no evitaban acabar acribillada por los insectos. Ahora, suelo comprarlo en el país de destino. Mucho más eficaces y económicos.

Mosquitera

Mosquitera

9 Cargador portátil Siempre me quedo sin batería donde no puedo cargar ni el móvil ni la cámara (utilizan ambos una conexión USB). Con este gadget, barato y ligero, puedes cargarlos estés donde estés, y no dejar de hacer esa foto maravillosa.

Cargador portátil

Cargador portátil

10 Calzado adecuado Dependiendo de adónde viaje utilizo un tipo de calzado u otro. Siempre que viajo a lugares alejados de las ciudades o a sitios de playa utilizo estos escarpines. Comencé utilizando cangrejeras, pero no son útiles cuando vas a una playa cuya arena está formada por partículas de coral, como en las islas Gili de Indonesia, donde los minúsculos trocitos de coral se meten entre los dedos y es un suplicio andar con ellas. Prácticamente te tienes que tirar de cabeza desde la orilla para evitar ese sufrimiento, a riesgo de romperte la crisma. También evita que pises sin querer ese encantador erizo o que te rompas la cabeza saltando entre las rocas como yo suelo hacer. Tienen una suela gruesa, se secan muy rápido y dejan salir el agua. ¿Qué más quieres?

Calzado para salvar tus pies

Calzado para salvar tus pies

Releyendo el post parece de una paranoica (quizás lo sea), pero estos artículos me han facilitado mucho la vida durante mis viajes. He pasado por alto algunos artículos que obviamente son necesarios, como un botiquín básico o una linterna ligera, pero considero que no es necesario ni nombrarlo para alguien que ya tiene experiencia viajando.

Anuncios

4 pensamientos en “10 cosas que nunca metes en la maleta…¡pero deberías!

  1. La cinta de embalar es un infaltable en mi valija. A partir de encontrarme con un bronceador reventado en la mochila, sello las tapas de todos los productos de tocador. Reparo las maletas, las envuelvo con cinta cuando salgo de la habitación si el hotel no me genera mucha confianza y miles de usos mas!
    Para el servicio de laverrap casero llevo perchas finitas y como broches uso alfileres.
    Si tu destino es Cancún, jamás envuelvas tu equipaje en film porque la policía de migraciones lo corta con una trincheta y les da lo mismo cortar la tela que el plástico que lo recubre. Y no podés reclamarle a nadie.
    Somos varias las paranoicas! Ja

    • Hola Isabel
      Me gusta tu idea de cerrar los botes con cinta de embalar porque a mí también me ha ocurrido que me he encontrado la maleta hecha un desastre por culpa de un bote de mascarilla para el pelo.
      Yo suelo comprar tollos de cinta de embalar de muy pocos metros. El motivo es que la utilizo para poner en mi maleta una vez plastificada, por lo tanto lo que queda del rollo lo tengo que llevar en el equipaje de mano. Me ha ocurrido en varios aeropuertos que está prohibido llevar esa cinta en el equipaje de mano, porque se puede utilizar para inmovilizar a alguien en pleno vuelo. Por eso prefiero llevar varios tollos pequeños por si me quitan alguno, dejar el que uso fuera y el resto dentro de la maleta.
      Yo también he utilizado esa cinta para muchas paranoias más: por ejemplo la utilicé en Costa Rica en la habitación del hotel: la puerta tenía abajo una gran holgura, y para evitar que entraran tantas lagartijas como entraban de noche sellé la puerta con cinta. A la mañana siguiente la quitaba para que las chicas del servicio de habitaciones no pensaran que estaba majara.
      Tanto al film transparente como la cinta de embalar son 2 imprescindibles en mi maleta, y muchas veces me han sacado de algún apuro.
      Gracias por tu aportación.
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s